Sin categoría
Autor UIC

Escrito por: Diego Juárez
Editorial UIC
abril 3, 2018

Hoy en día, la arquitectura sustentable está en auge; es el enlace eco-friendly entre urbanismo y naturaleza. Te presentamos algunas de sus características.

¿Te has preguntado cuánto afectan al ambiente las construcciones que nos rodean en la Ciudad de México? ¿Sabes que hay edificaciones que contribuyen al bienestar de nuestro entorno natural? ¿Conoces algo acerca de la arquitectura sustentable? Si no lo sabes, aquí te informamos.

La Ciudad de México es una de las metrópolis más pobladas en el mundo. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, la capital mexicana ocupa el cuarto lugar de las ciudades más habitadas y es la primera que no pertenece a ningún país asiático. Esta sobrepoblación incrementa la necesidad de edificaciones por parte de los ciudadanos y, en consecuencia, contribuye al rápido crecimiento de la infraestructura urbana.

Frente a esta realidad, han surgido otras maneras de concebir el arte de la construcción sin dañar al planeta; nos referimos a la arquitectura sustentable.

Hoy en día, la arquitectura sustentable está en auge; el enlace eco-friendly entre urbanismo y naturaleza tiene las siguientes características:

  1. Conocimiento del ciclo de vida de los materiales utilizados en la construcción.
  2. Aprovechamiento de las energías renovables.
  3. Minimizar el impacto ambiental de las construcciones.
  4. Disminución y reciclaje de los residuos provocados por las construcciones.
  5. Utilización de nuevas tecnologías.
  6. Búsqueda del confort y funcionalidad de los edificios.
  7. Profundo conocimiento de las necesidades sociales de la comunidad donde se proyectan las construcciones.
  8. Mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos.

Como podrás darte cuenta, la ecoarquitectura o arquitectura verde va más allá de los jardines verticales o la instalación de zonas verdes en la azotea de edificios. Este modo de concebir las construcciones urbanas se basa no sólo en un enfoque que busca preservar el medio ambiente, sino en los procesos de producción  del espacio habitable en diferentes escalas y en diversos ámbitos.

Este nuevo campo en la arquitectura demanda la formación de profesionales altamente preparados y responsables. Consciente del cambio climático y el efecto que genera en las ciudades, la Universidad Intercontinental ofrece un programa  estudios de arquitectura renovado, vanguardista y centrado en el desarrollo medioambiental, para alcanzar objetivos arquitectónicos que se integren al contexto, con visión.

Además de que la inclusión de nuevas asignaturas en el plan de estudios de la Licenciatura en Arquitectura —Principios de Sustentabilidad, Energía Renovable Aplicada a la Arquitectura, Ecología y Arquitectura, Legislación Urbana, Edificios Verdes, por mencionar algunas— responde a las necesidades sociales actuales, al término de sus estudios, el alumno estará en posibilidad de obtener la certificación Leadership in Energy & Environmental Design (LEED), de reconocimiento internacional para edificios sustentables, creado por el Consejo de la Construcción Ecológica de Estados Unidos (USGBC, por sus siglas en inglés), implementada para las etapas de diseño, construcción, operación y mantenimiento de edificios.

Si estás interesado en colaborar al cuidado del planeta y a ofrecer una mejor calidad de vida por medio de tu profesión, te invitamos a conocer la UIC para que descubras todo lo que tiene por ofrecerte.

Para saber más:

A. Isan, Construcción sostenible: arquitectura sustentable, 2018. Disponible en https://www.ecologiaverde.com/construccion-sostenible-arquitectura-sustentable-484.html

Silverio Hernández Moreno, “Introducción al urbanismo sustentable o nuevo urbanismo”, en Espacios Públicos, México, Universidad Autónoma del Estado de México, 2008, pp.  298-307.

Notimex, “La Ciudad de México, la 4.a más poblada del mundo, confirma la ONU”, Animal Político, 2014. Disponible en https://www.animalpolitico.com/2014/07/la-ciudad-de-mexico-la-4a-mas-poblada-del-mundo-confirma-la-onu/

* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional