angelica

Escrito por: Angélica Monroy

junio 26, 2018

El lunes 18 de junio de 2018, en el Plantel Roma, tuvo lugar el evento denominado Voto por la paz de México en el cual se presentaron como ponentes el Sr. Arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos, el Dr. Jaime López  (asesor del CCE en materia de Seguridad) y el Dr. Dong Nguyen (experto de la Organización de las Naciones Unidas en Procesos Electorales).

Durante las conferencias, se abordaron líneas estratégicas para combatir la violencia e inseguridad que se tiene en el país. Así, el Sr. Arzobispo resaltó la importancia de tener grupos de líderes que conformen y guíen organizaciones civiles en pro del acompañamiento espiritual y de pastoral que estén presentes en la sociedad, comenzando desde el apoyo a las víctimas de violencia por aquellos grupos que han demostrado el interés de dar apoyo a grupos vulnerables y, desde luego, por la importancia de que cada mexicano llegue a ser agente y promotor de la paz en su medio ambiente y en la sociedad.

Por su parte, el Dr. Jaime López presentó las estadísticas del aumento de los homicidios dolosos y muertes ocasionadas por delincuencia organizada que van de 2006 a 2017, puntualizó sobre la importancia de que el gobierno federal asigne un mayor presupuesto a la preparación y equipamiento otorgado contra la delincuencia organizada dado que México sólo destina menos de 2% del PIB en tanto que varias de las naciones de la OCDE, aproximadamente 4%;  siendo esto uno de los aspectos  más importantes que ha permitido el crecimiento de homicidios, secuestros y robos, principalmente en algunos estados en donde los incrementos han sido vertiginosos. Asimismo, hizo mención de los robos a transporte público, a ferrocarriles y de cómo han crecido en lo que va de este sexenio. Se mencionó la importancia de las propuestas que han hecho los candidatos a la Presidencia de la República, pero que ninguno de ellos ha propuesto un incremento en el presupuesto a seguridad pública.

También, se señaló que existe el peligro de que México continúe por la senda de un estado de impunidad dado que apenas menos de 3% de los asesinatos y robos llegan a tener algún proceso judicial y el resto queda impune y eso en cuanto a los casos en los que se recibe denuncia, ya que, lamentablemente, muchos no se denuncian por temor o porque la sociedad ve la inoperancia de hacerlo.

 

* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional