Escrito por: Emmanuel

noviembre 28, 2017

En días pasados, tuve la oportunidad de asistir al primer Simposio Internacional “El museo digital, futuro y posibilidades”, auspiciado por Fundación Telefónica y el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC), en el cual se presentaron cuatro casos de estudio y cinco paneles, que reunieron a 40 instituciones culturales, estudios digitales y consultorías provenientes de Brasil, España, Estados Unidos, Holanda, Bélgica, Perú, Reino Unido y México, quienes compartieron su experiencia y conocimientos sobre generación de contenidos creativos, plataformas digitales, procesos educativos y nuevas estrategias de interacción con los públicos desde el uso y apropiación de nuevas tecnologías digitales. A la par, se efectuó la Feria de creativos digitales, en donde se reunieron empresas líderes de servicios digitales y tecnológicos, así como un pabellón de realidad virtual.

Desde mi visión como profesional del diseño gráfico y docente de esta licenciatura, no pude abstenerme de ser testigo de este evento desde la perspectiva de mi profesión, encontrando una gran riqueza de oportunidades para los egresados en el ámbito del desarrollo creativo de plataformas digitales y aplicaciones multimedia que, en la era que vivimos, se vuelven cada vez más necesarias, incluso indispensables, en el campo de la museografía, siendo poderosas herramientas para la difusión cultural y planeación de guiones curatoriales, no sólo en museos con colecciones físicas, sino en los que trabajan con ideas, en los cuales es aún más importante la visión analítica y retórica del diseñador como traductor de ideas y discursos. El  trabajo del diseñador gráfico en estos espacios no sólo se limita proyectos de señalética, editorial o souvenirs, sino al análisis para la detección de problemas, y el desarrollo de estrategias para resolverlos, en donde, como en el caso del Museo Tate de Londres, se detecta una problemática de confusión geográfica y de movilidad del visitante al interior del museo, que no se logró resolver, por su complejidad, con un nuevo sistema de señalización, sino que requirió de un nuevo trabajo interdisciplinario en el cual se desarrolló una aplicación (App) que, mediante un sistema de ubicación geográfica en interiores, permite saber dónde se encuentra el usuario y en que su diseño tuvo que ser, además de funcional, suficientemente claro para no caer de nuevo en la confusión, e incluso fue más allá, sugiriendo al visitante rutas e interacciones, basadas en sus gustos y preferencias, dentro del espacio museístico. Detrás de todo este proyecto estuvo un equipo interdisciplinario de analistas, creativos y técnicos, y ahí es dónde están las oportunidades para los diseñadores gráficos que egresan de nuestra casa de estudios.

En resumen: fueron tres días de intenso intercambio y retroalimentación entre ponentes y público asistente. Fuimos partícipes de como las nuevas tecnologías abren camino al diálogo y la cultura, a la educación y a las oportunidades de desarrollo y generación de ideas en el ámbito museístico. Más allá de ser una exposición de novedades tecnológicas, fue un foro pleno de ideas e inspiración, que mostró otras perspectivas de desarrollo para quienes buscan oportunidades en desarrollos creativos y nuevas estrategias para abrir vías a la educación y la difusión cultural en la sociedad actual.

Algunas de las instituciones participantes fueron: Cooper Hewitt Museum, Tate Gallery, Museo Nacional del Prado, Walker Art Center, Papalote Museo del Niño, Museu Amanha, Fundación Televisa, MUAC y Fundación Telefónica, entre otros.

El evento se llevó a cabo del 14 al 16 de noviembre en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo.

AUTOR: Mtra. Norma Ascencio M., docente de la Licenciatura en Diseño Gráfico

* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional