angelica

Escrito por: Angélica Monroy

agosto 31, 2016

El sábado 27 de agosto de 2016 se llevó a cabo el “Seminario-taller de Formación Cristiana-catequética y Psicopedagógica para los Catequistas UIC”, dirigido al grupo de estudiantes y egresados que este año prestarán sus servicios formando a niños, adolescentes y jóvenes para la recepción de sacramentos de iniciación cristiana y para la profundización y reflexión de la fe.

Nuestros estudiantes de pastoral recibiendo el seminario de formación cristiana y catequética

Nuestros estudiantes de Pastoral recibiendo el seminario de formación cristiana y catequética

Dicho seminario-taller tuvo tres ejes temáticos que se trabajaron de forma intensiva a lo largo del día: “Retos y tareas de la catequesis de hoy”, “Didáctica catequética” y “El ministerio del catequista”, los cuales fueron impartidos por la Hna. Isabel Galván HCJC, estudiante de teología; la Lic. Claudia Talavera, coordinadora del programa de catequesis, y Edgar Linares, estudiante de Filosofía, respectivamente. El seminario concluyó con una emotiva celebración eucarística, presidida por el P. Juan Francisco Torres Ibarra, coordinador general de Pastoral UIC, durante la cual felicitó a los catequistas por su generosa respuesta al llamado del Señor y los exhortó a ejercer su ministerio con entrega y amor, haciendo énfasis en que el servicio que hoy ofrecen de manera voluntaria será recompensado por Dios.

Nuestros futuros catequistas con el coordinador de Pastoral

Nuestros futuros catequistas con el coordinador de Pastoral

Cabe mencionar que acciones como éstas, destinadas a la formación de los agentes pastorales, tienen su fundamento en el Directorio General para la Catequesis, el cual menciona que “Cualquier actividad pastoral que no cuente para su realización con personas verdaderamente formadas y preparadas, pone en peligro su calidad. Los instrumentos de trabajo no pueden ser verdaderamente eficaces si no son utilizados por catequistas bien formados. Por tanto, la adecuada formación de los catequistas no puede ser descuidada […] La finalidad de la formación busca, por tanto, que el catequista sea lo más apto posible para realizar un acto de comunicación: La cima y el centro de la formación de catequistas es la aptitud y habilidad para comunicar el mensaje evangélico”.[1]

[1]  DGC  234 – 235

Texto: Lic. Claudia Talavera