Inicio » Blog » Agentes ciudadanos del diseño
Blog
Autor UIC

Escrito por: Vianney González
Directora Académica de la Licenciatura en Diseño Gráfico
julio 19, 2021

El objetivo del diseño

Últimamente, se han discutido por diversos medios las decisiones que toman algunas instancias públicas respecto al diseño y al trabajo profesional de un diseñador y su verdadero impacto político.

El rezago en el diseño

Vimos asignación de la producción de ilustraciones para libros de texto de la Secretaría de Educación Pública, a través de la convocatoria a creadores visuales, sin remuneración económica. Este hecho generó una gran cantidad de reacciones en distintos ámbitos, ya que fue un tema muy controversial.  También pudimos notar una reacción explosiva en redes respecto a la presunta identidad gráfica para el nuevo aeropuerto. Así podríamos enlistar una gran cantidad de momentos pasados, en los cuales el trabajo para actividades de creación gráfica y su remuneración se ha puesto a debate, que para fines prácticos, debiera ponerse a consulta de los involucrados.

El verdadero valor del diseño

Éste es el tema, ¿por qué no hemos podido consolidar el verdadero valor de nuestro trabajo? Y me parece que pudiera pensarse más allá de las normativas presupuestales y técnicas del Estado como un problema de consenso, acuerdos y participación política.

El diseñador como un agente político

Hablar de políticas de diseño y del perfil profesional de los diseñadores como agentes políticos, es un tema complejo que parte de la construcción colectiva y de sus hechos actuales. Pero también es un factor determinante, desde lo que actualmente asociamos con política, donde se relaciona con la supuesta maquinaria electoral que funciona únicamente por temporadas. Esto se encuentra muy lejano de lo que verdaderamente es la acción política.

Desde la perspectiva de la política como una praxis, se constituye un campo de acción asumidos por principios, en el cual cada campo está delimitado por lo ético, una ética social o comunitaria.

Dichos principios se encuentran relacionados con lo que hacemos, con quién y cómo se toman las decisiones políticas. Todo esto se logra a través de un consenso; de ahí los acuerdos, la legitimidad y en consecuencia, la subjetivación de nuestra actividad profesional.

La validación de acuerdos se lleva a cabo en comunidad considerando las pretensiones de ciertos grupos. La participación en esto es fundamental, ¿cómo se puede disentir de algo donde los grupos ajenos a la disciplina toman decisiones que involucran el desarrollo de los grupos afectados? En ese sentido, el resultado es ilegítimo.

El diseño y el gobierno

En resumen, la reacción de los grupos gobernantes ha sido para conformar paliativos que resulten de limitada conformidad a los valientes, solitarios y desprotegidos grupos que enfrentaron de alguna forma la situación; mismos que también fueron confrontados por su propio gremio.

Esto permite evidenciar que, sin duda, nos hace falta ponernos de acuerdo, conformar iniciativas, planear posturas dignas y responsables al trabajo con el gobierno. Solamente así podríamos postrarnos ante el liderazgo gobernante que presumiblemente tiene como objetivo el servicio al pueblo para comenzar, al fin, con iniciativas colectivas que postulen un primer paso a las políticas de diseño que tanto hemos comentado y demandado.

Para saber más

Licenciatura en Diseño Gráfico, Universidad Intercontinental.

* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional

¡Agenda tu cita!
X