Inicio » Blog » Ciencia ficción mexicana
Universitarios
Avatar

Escrito por: Carol Gómez Flores
Docente de la Licenciatura de Traducción, Localización e Interpretación
junio 5, 2021

La ciencia ficción es un tema que gusta a niños y adultos. Entre otras razones, se debe a que es un descanso mental en la vida diaria. Es decir, permite olvidar un rato la realidad y nos aventura en lo desconocido. Hoy hablaremos de ciencia ficción mexicana.

Los grandes nombres

Cuando mencionamos ciencia ficción, hay nombres que de inmediato vienen a la mente. Arthur C. Clarke, Phillip K. Dick, Frank Herbert, Isaac Asimov. Y no es para menos, pues todos estos autores han hecho aportes importantes al género.

Por eso, suelen estar entre los primeros que, como lectores, descubrimos cuando decidimos incursionar en este pedacito de la literatura. Pero, después de leerlos y cuando ya llevamos tiempo obsesionados con la ciencia ficción, nos surge una pregunta. ¿Dónde estarán los autores que no son de habla inglesa?

Ciencia ficción extranjera

Me puse a buscar entre los recovecos más obscuros del género. Mi obsesión con las invasiones alienígenas y la tecnología futurista me llevaron a conocer la ciencia ficción japonesa. Tengo que admitir que es algo bastante alucinante.

Se sentía diferente de la angloparlante y, como lectora obsesiva que soy, quise más. Por eso, en cuestión de meses, me surgió la inevitable duda. ¿Tenemos ciencia ficción hecha en México?

Ciencia ficción mexicana

La respuesta es sí. Es un nicho muy pequeño, desconocido y que a Bernardo Fernández, escritor mexicano, le gusta clasificar como fantasmal. Pero ahí están, escondidos entre los autores de renombre y ciencia ficción angloparlante.

Tenemos al mismo Fernández, a Cecilia Eudave, Alberto Chimal, Raquel Castro, y así varios. Nombres que seguramente no son familiares. Pero uno que se ha echado un clavado en el género, ya los siente como si fueran parte de la familia.

¿Mariachis en el espacio?

Y a todo esto, ¿de qué va la ciencia ficción mexicana? Sé que se lo están preguntando. ¿Veremos al Santo peleando contra alienígenas en vez de las momias de Guanajuato?

La verdad yo sí leería esa historia, pero aún no me la he encontrado. Pero he visto en la ciencia ficción mexicana que no suele enfocarse en naves espaciales y aventuras súper épicas.

Es una ficción que se arraiga mucho en la tierra, en tecnologías futuristas de uso diario. En cómo sus personajes tratan de sobrevivir en un mundo que avanza más rápido que ellos. Y sí, hay robots y alienígenas y viajes en el tiempo. Pero un rasgo muy característico de esta ciencia ficción es que es muy humana, muy personal.

“Los viajeros: 25 años de ciencia ficción mexicana”

Éste fue mi primer libro de ciencia ficción mexicana, y el que me hizo enamorarme de los autores locales. Se trata de cuentos cortos en los que podemos encontrar diversas historias.

Protagonistas tratando de conseguir notas periodísticas mediante un complicado mecanismo que les permite grabar todo a través de sus ojos. O niñas que ganan un concurso y comienzan a viajar en el tiempo a la ya inexistente URSS. O distintos escenarios posapocalípticos donde la tecnología que tanto esperábamos no resultó como pensamos.

Pero en todos los cuentos, la humanidad de los personajes nunca pierde importancia. Pues sus sentimientos y cómo su entorno les afecta es una parte clave de la historia.

“Ansibles, perfiladores y otras máquinas de ingenio”

Andrea Chapela, autora de esta antología, es otra gran contemporánea de ciencia ficción mexicana. Todos sus cuentos están ambientados en la Ciudad de México. Y su tecnología se encuentra tan bien mezclada con la realidad de sus personajes que suena 100% creíble.

Podemos ver máquinas y aparatos que nos permiten modificar los recuerdos y sentimientos de una persona. Comunicadores que nos permiten llamar a otros que se encuentran del otro lado de la galaxia. Tecnología para mudar nuestra consciencia a un nuevo cuerpo. Y escenarios donde la ciudad vuelve a ser un lago o los telones de realidad son una cosa del diario.

Lo mejor de los autores mexicanos

De todo esto, mencionaré lo que más me gustó y concuerda con la ciencia ficción que había leído de autores mexicanos. Es el hecho de que se centra mucho en las emociones de sus personajes. En cómo esa tecnología que los rodea les afecta y moldea sus decisiones.

Y a veces, la tecnología incluso pasa por unos momentos a un segundo plano. Mientras tanto, vemos los sentimientos con los que la gente tiene que lidiar.  Por ejemplo, la ira, la tristeza, la soledad, o la nostalgia que esa misma tecnología les causa con su uso.

Ciencia ficción social

A este tipo de ciencia ficción a mí me gusta clasificarla como social. Y, la verdad, es uno de los subgéneros que más me gusta explorar. La siento más cercana que la que sólo me habla de guerras intergalácticas.

Para saber más

Licenciatura en Traducción, Localización e Interpretación, Universidad Intercontinental. Disponible en https://www.uic.mx/licenciaturas/traduccion-localizacion-interpretacion/

Dulce María Quiroz Bustamante, “Traducción de lo indecible: el caso de Glas, en Derrida”, Bitácora UIC, 21 de diciembre de 2021. Disponible en https://www.uic.mx/traduccion-de-lo-indecible-el-caso-de-glas-de-derrida/

* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional

¡Agenda tu cita!
X