Inicio » Blog » La gravedad en la arquitectura
Ciencias Sociales
Avatar

Escrito por: José Manuel Márquez Corona
Docente de la Lic. en Arquitectura
noviembre 27, 2019

La gravedad ha sido objeto de estudio de muchos físicos y pese a su ardua investigación, aún no se acaba de descifrar. No obstante, gracias a la misma gravedad, la arquitectura ha sido lo que conocemos hasta el día de hoy.

Incluso, antes de las bellas artes, los espacios intervenidos se habían caracterizado por contar con elementos y funciones específicas. Es decir, si cruzamos la frontera espacio-temporalidad e incluso estilo, encontraremos que, una constante de la arquitectura es la gravedad.

La gravedad, un elemento crucial en la arquitectura 

En la cotidianeidad vemos edificios con estructuras conformadas por complejas cimentaciones, impresionantes columnas y trabes dignas de asombro. Las cuales han sido construidas con materiales resistentes como plásticos o monolíticos, mecánicos y adaptables.

Es ahí donde el arquitecto, al momento de diseñar, muestra su deseo incansable por romper las leyes físicas de la naturaleza. Lo que resulta interesante y todo un arte. De lo contrario, ¿cómo sería posible la construcción de un edificio de 80 pisos o de cualquier rascacielos si no existiera la gravedad?

La arquitectura contemporánea

La arquitectura contemporánea da lugar a nuevas concepciones arquitectónicas que se benefician de múltiples influencias. Lo que quiere decir que, las disciplinas convencionales abrirán paso a nuevas transdisciplinas emergentes.

Esto gracias a diversos cambios tecnológicos, científicos y digitales que se han ido suscitando en nuestra época. Por ejemplo, la exploración espacial, a partir del modelado tridimensional en softwares o la programación algorítmica. Además de estudios como Archigram y Superstudio o artistas como Yona Friedman, quienes han sentado las bases para este avance.

Con ello, debemos entender que tener una visión caleidoscópica en lugar de una perspectiva definida, captará los avances digitales e interactivos. Además de apreciar nuestro espacio desde distintas escalas, o incluso nano-espacial o exo-espacial.

Esto nos lleva a entender que nuestro entendimiento no tiene límites y nos permite construir otros mundos posibles. De la mano del método científico para fundar cualquier realidad posible, es imperante iniciar con la duda y mantenerse siempre a la expectativa.

Para saber más:

Licenciatura en Arquitectura,  Comunicación Digital, Diseño Gráfico,

Universidad Intercontinental.

* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional

¡Agenda tu cita!
X