Blog

Escrito por: Jesús Ayaquica Martínez
Docente de la Universidad Intercontinental
agosto 8, 2018

Hoy nadie duda que la Universidad Intercontinental ofrece un espacio ideal para el aprendizaje.

Este elemento merece atención, pues los espacios que disfrutamos en el campus inciden en la comodidad de estudiantes y profesores. Pero también propician una interacción entre los participantes que funciona como estimulante para que los jóvenes desarrollen todas sus capacidades.

Asimismo, motivan al profesor, quien está pendiente de lo que ocurre con sus estudiantes en su espacio de trabajo.

La UIC, un espacio ideal para el aprendizaje

Las espléndidas áreas verdes que configuran el espacio educativo de la Universidad Intercontinental son más que un componente ornamental.

Están al servicio del proyecto académico y favorecen el logro del modelo educativo que la identifica.

Con creatividad, los jardines ofrecen la oportunidad de ver el espacio áulico como algo más que cuatro esquinas.

Esto representa una razón más para que los aspirantes elijan la universidad para continuar su formación.

¿Dichas cualidades pueden ser un factor determinante en la elección de dónde estudiar? La respuesta es sí. Aún más: se erigen como el espacio ideal para el aprendizaje de los estudiantes.

La educación, un proceso vivo

La educación es un proceso vivo, como sus participantes, y como ellos se transfigura continuamente para asegurar su supervivencia. Por eso, en la historia —especialmente en el último siglo—, numerosas teorías se han sucedido intentando explicar este fenómeno.

Algunas propuestas se centran en el docente y acentúan la importancia de elementos asociados con su actividad. Por ejemplo, las estrategias didácticas, los planes de estudio, la personalidad del profesor y su preparación como guía del aprendizaje.

Otras, en cambio, han resaltado el papel protagónico del estudiante y la necesidad de su compromiso y participación activa.

Y es que los autores insisten en la relevancia de su esfuerzo, atención, constancia y motivación. Porque ellos se presentan como factores decisivos del éxito de la tarea educativa.

La importancia del contexto educativo

Pero últimamente, la búsqueda de comprender de manera integral el proceso educativo trae al estrado de la investigación otro protagonista. Nos referimos al contexto donde se efectúa el vínculo educativo.

Los planteamientos hacen notar, con acierto, que la interacción entre los participantes no sucede en el vacío. Y por esa razón resulta imposible abstraerse de las condiciones concretas en las que ocurre la práctica educativa.

El ambiente y la consecución de objetivos

La importancia del ambiente de aprendizaje se halla al mismo nivel que los anteriores factores. Esto se debe a que influye directamente en el rendimiento de los estudiantes y los profesores.

En consecuencia, en ciertas circunstancias, no basta la preparación y experiencia del docente ni las ganas que ponga el estudiante.

Tampoco basta, por sí sola, la calidad de las relaciones que ambos establecen. Porque el marco específico en el que suceden constituye el elemento determinante para lograr los objetivos de una institución educativa.

Este ambiente o contexto de aprendizaje es un concepto complejo que abarca múltiples elementos, algunos de ellos intangibles.

Pero hoy me referiré al tradicionalmente considerado como su escenario privilegiado: el espacio arquitectónico donde acontece el proceso educativo. En otras palabras, el espacio ideal para el aprendizaje.

Arquitectura y aprendizaje

Según autores contemporáneos, el espacio físico ha agotado en múltiples formas su función como elemento fundamental en el desarrollo de los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Consideran necesario situar el hecho educativo en un contexto de integración constante con los factores sociales, ambientales y culturales. Eso requiere que la infraestructura escolar se abra y que, literalmente, las paredes del aula se caigan.

Tal como sucede en el contexto de las nuevas tecnologías aplicadas a la educación.

Situación en México

En México, el aula continúa siendo el lugar principal donde se realizan las actividades formativas en todos los niveles.

Según el INEGI, la población escolar de entre tres y 24 años de edad rebasa los 50 millones de personas. De ellas, la mayoría está matriculada en planes de enseñanza escolarizada; por ende, reciben la enseñanza en un espacio tradicional.

Ante tal situación, la demanda de niños y jóvenes que desean continuar con su educación formal crece día a día. Y cada vez más instituciones académicas abren sus puertas en edificios o casas construidas con otro propósito de origen.

Aun cuando se acondicionen como escuelas, resultan insuficientes para favorecer el desarrollo de las condiciones básicas para el proceso educativo. Suelen terminar con salones muy reducidos, carencia de ventilación, de accesos amigables o de iluminación adecuada.

No son, en suma, el espacio ideal para el aprendizaje.

Dichos inconvenientes se convierten, cada vez con más frecuencia, en factores decisivos al momento de juzgar sus resultados educativos. Porque, como se sabe, la infraestructura material condiciona, radicalmente, el mobiliario, el material didáctico y las actividades de aprendizaje.

Así, muchos insisten en considerar al espacio áulico, entendido como ambiente de aprendizaje, como genuino objeto de reflexión y planificación.

En consecuencia, las características arquitectónicas de las instituciones constituyen un factor primordial al momento de tomar decisiones sobre dónde estudiar.

El espacio ideal para el aprendizaje de la Universidad Intercontinental abre sus puertas para ti. Ven a conocerlo.

Para saber más:

8 razones que hacen de la UIC la universidad que quieres, Universidad Intercontinental. Disponible en https://www.uic.mx/la-uic-la-universidad-ideal/

Maricela Torrejón, Dificultades de aprendizaje en los niños, Universidad Intercontinental. Disponible en https://www.uic.mx/dificultades-de-aprendizaje-en-ninos/

Universidad Intercontinental. Disponible en https://www.uic.mx/

No sé qué estudiar, ¿qué hago? Universidad Intercontinental. Disponible en https://www.uic.mx/que-estudiar/

Vianey Aguirre,  Vocación, la clave para tu desarrollo profesional, Universidad Intercontinental. Disponible en https://www.uic.mx/vocacion-desarrollo-profesional/

Duarte Duarte, Jakeline, “Ambientes de aprendizaje. Una aproximación conceptual”, Revista Iberoamericana de Educación, 2003.

Laorden Gutiérrez, Cristina y Pérez López, Concepción, “El espacio como elemento facilitador del aprendizaje. Una experiencia en la formación inicial del profesorado”, Pulso: Revista de Educación, Universidad de Alcalá, 2002.

Loughlin, C.E. y Suina, J. H., El ambiente de aprendizaje: Diseño y organización, Madrid, Ediciones Morata, 1990.

Robles, Beatriz, “El espacio áulico: una mirada desde la complejidad”, en Reflexión académica en Diseño y Comunicación, núm. XV, Buenos Aires, 2011. Disponible en http://fido.palermo.edu/servicios_dyc/publicacionesdc/vista/detalle_articulo.php?id_libro=269&id_articulo=6416

* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional