Autor UIC

Escrito por: Licenciatura en Derecho
División de Ciencias Sociales
junio 11, 2019

El jueves 6 de junio se llevó a cabo una conferencia sobre mobbing laboral en la Universidad Intercontinental Plantel Roma organizada por maestro Edgar Jonathan Ramírez Tena, director académico de Derecho, e impartida por los maestros Verónica Santos Méndez, docente de tiempo completo de la Escuela de Derecho campus sur y coordinadora del Diplomado en Derecho Laboral y de la Seguridad Social en nuestra institución, y Mauricio Murillo, profesor por asignatura de la Escuela de Derecho, interviniendo como moderador el maestro Mario Escalona Hernández, profesor de tiempo completo.

Durante la conferencia, se abordó el tema de mobbing tan común en nuestros días, partiendo de su definición y entendiéndolo como una forma de maltrato laboral, caracterizado por ser un hostigamiento persistente, sistemático y continuo sobre el trabajador, pudiéndolo afectar psicológicamente a través de ciertas conductas como burlas, menosprecio a su trabajo, ataque a la reputación de la víctima, cargas excesivas de trabajo, aislamiento social, acoso por maternidad,  entre otras.

Dicha conducta puede provenir de sus propios compañeros (mobbing horizontal) de jefe a subordinados (mobbing descendente), también llamado bossing el cual suele ser el más común y el menos común de subordinados a jefe (mobbing ascendente).

Por lo general, lo que se busca con el mobbing es lograr que el trabajador  víctima de este flagelo renuncie o se le pueda despedir justificadamente. Las etapas del mobbing laboral son cuatro: en la primera, aparece el conflicto, a través de ataques directos o indirectos; en la segunda comienzan ya las conductas violentas o agresiones, comenzando la víctima a sentirlas y, en ocasiones, puede llegar a sentirse culpable. En la tercera, el asunto se hace público y se llega a catalogar a la víctima como un trabajador difícil o conflictivo, pudiendo cambiarlo de área, buscando con ello que el trabajador renuncie y la última y cuarta etapa es aquella en la que el trabajador renuncia.

Actualmente, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social  ha establecido como obligación para la empresa o patrón la implementación dentro de la misma de un protocolo y la creación de una “Comisión de Atención y Seguimiento frente al caso de Violencia Laboral, Hostigamiento y Acoso Sexual”, constituida por representantes de la empresa y de los trabajadores, cuya finalidad sea enfocarse en darle seguimiento a la aplicación del Protocolo, buscando así la prevención más que la sanción de dicha conducta.

Derivado de lo anterior, se ha creado la NOM-35-STPS-2018, la cual se contempla como una herramienta que le permite a los centros de trabajo identificar y analizar los factores de riesgo psicosociales que puede sufrir el trabajador, derivado del estrés laboral.

La citada norma contempla la participación de especialistas para casos graves y acontecimientos traumáticos severos; proporciona un método para identificar y evaluar los factores de riesgo psicosocial, así como el entorno organizacional; estableciendo las medidas preventivas necesarias para que el trabajador no llegue a ser víctima del estrés laboral.

Su entrada en vigor comenzará en octubre del año 2019, fecha en la cual los centros de trabajo deberán tener implementadas las medidas necesarias para concientizar a sus trabajadores y patrones, mediante la capacitación y el adiestramiento, poniendo especial atención en la prevención del mobbing y el estrés laboral pues en caso contrario podrán ser acreedores sancionados administrativamente.

 

 

* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional