Inicio » Blog » ¿Gami qué? Gamificación, aprendizaje y juego
Blog Educación Continua

Escrito por: Lucero Juárez

septiembre 22, 2022

La palabra gamificación es un término relativamente nuevo y en un inicio, su uso se destinó para el ámbito empresarial.

Sin embargo, la dinámica con la que trabaja, generó que su aplicación se extendiera hasta el sector educativo, por el uso de la tecnología que implica.

Por otro lado, la relevancia del término ha crecido en los últimos años, a consecuencia de la pandemia, que determinó nuevas formas de enseñanza, para las aulas virtuales.

¿Qué significa gamificación?

Page Water GIF - Find & Share on GIPHY
Fuente: Giphy

Referencias del concepto se pueden encontrar en diferentes textos pedagógicos, a partir del siglo XVIII.

Estas menciones hablan sobre la importancia de la creatividad y procesos de juego para el aprendizaje.

Fue hasta el año 2002, cuando el programador informático y periodista británico Nick Pelling, uso por primera vez el término y lo definió como:

La aplicación de metáforas de juego para tareas de la vida real, que influyen en el comportamiento y mejoran la motivación y el compromiso de las personas que se ven implicadas. 

La definición de Pelling está claramente orientada al sector empresarial y por su puesto a mejorar la experiencia de usabilidad de los videojuegos.

Para el año 2012, Karl. M. Kapp, profesor, analista y especialista en el diseño de juegos y gamificación, ofrece una interpretación para el área de la enseñanza:

La gamificación es la utilización de mecanismos, la estética y el uso del pensamiento, para atraer a las personas, incitar a la acción, promover el aprendizaje y resolver problemas.

Gamificación como estrategia de aprendizaje

Struggle Studying GIF - Find & Share on GIPHY
Fuente: Giphy

La gamificación es una herramienta que pueden usar los docentes en el aula, de manera presencial o virtual, con el objetivo de:  

  • Fomentar la resolución de problemas
  • Aumentar la competitividad e interés
  • Mejorar la predisposición a la recepción del conocimiento
  • Desarrollar y perfeccionar habilidades (físicas y mentales)

Gamificar el aprendizaje, no se reduce a inventar un juego para que el estudiante encuentre entretenido un tema, o evitar que se distraiga en clase.

Para que el proceso de gamificación como estrategia de aprendizaje tenga éxito, debe contar con tres elementos importantes* para el estudiante:  

Autonomía

Debe sentir que la asignación la hace porque quiere, no porque la tenga que hacer, como si fuera algo a lo que está obligado.

Competencia

La asignación debe ser retadora, pero es imprescindible que sienta que la puede realizar, de esta manera puede crecer su motivación intrínseca.

Significado

La culminación de la tarea debe tener un significado para el estudiante.

Si carece de ello, lo considerará inútil, una pérdida de tiempo y es muy probable que no lo vuelva a hacer.

Gamificación o ludificación

La RAE indica que es preferible usar en español ludificación, que viene de la raíz latina «ludus» “juego”.

Por su parte, gamificación es una suerte de “traducción” de la palabra en inglés gamification, que tiene la voz «game» y que también hace referencia al juego.

En la práctica, cada vez es más común usar el segundo término, probablemente por la serie de aportaciones realizadas sobre el tema, en su mayoría escritas en el idioma inglés.

Ejemplos de gamificación para el aula

Game Edutech GIF by Kahoot! - Find & Share on GIPHY
Fuente: Giphy Kahoot

Como lo mencionamos más arriba, gamificar implica hacer estrategia y uso de los avances en tecnología para incorporar esta dinámica, en las aulas presenciales y virtuales.

Está claro que los espacios virtuales, son los que hasta el momento tienen un mejor aprovechamiento de este recurso, gracias al auge de plataformas digitales que ya trabajan con estos modelos.

Algunas de las plataformas que más se utilizan, para implementar una estrategia de esta naturaleza, son:

  • Kahoot
  • Jumanji
  • Genially

¿Cómo aprender a gamificar una clase?

Gamificar implica trazar un plan y considerar una serie de factores que permitan “medir” la efectividad de la estrategia.

Crear un juego y/o adaptar un campo de conocimiento a un entorno lúdico, es una misión para personas con experiencia en el campo de la educación, pedagogía y hasta psicología.

La mejor manera de formalizar la experiencia educativa, con el diseño estratégico del juego, es especializándote en el tema.

Para hacer posible esta profesionalización del tema, existen cursos y diplomados, con temarios y enfoques actuales sobre el tema.

Si deseas conocer más sobre estos diplomados, da clic aquí. 

*María Guadalupe Aranda Romo y Juan Francisco Caldera Montes, Gamificar el aula como estrategia para fomentar habilidades socioemocionales, 2018. 



* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional

¡Agenda tu cita!
X