Academia Blog Coaching Comunidad UIC Empleabilidad Emprendedores Mundo Actual
Avatar

Escrito por: Milton Partida

octubre 3, 2019

La industria de la radio ha ido en descenso debido a diversos factores, como el despido de sus trabajadores o la calidad de contenidos. Lo que afecta directamente el bajo nivel de los mismos, así como el subarrendamiento de las estaciones, repetición de formatos y la recontratación de antiguos locutores o incluso figuras televisivas.

Toda la industria ha sufrido estas crisis y es testigo de la conformación de grupos multimediáticos que sustituyen el discurso radiofónico, como la TV, la prensa y la internet.

La audiencia ha pasado a un segundo plano y a pesar de la calidad en los contenidos, lo que importa hoy es el raiting y el ingreso por publicidad que determinan el éxito de las radiodifusoras.

Radio vs otros medios

Frente a las innovaciones que han traído consigo los avances tecnológicos, hoy la radio depende de otros medios. Como es el caso de la prensa escrita, ya que, se abastece de los hechos y noticias que alimentan los contenidos de su programación. Carece de los inserts de audio, de los sonidos que conforman la nota. Y los ha sustituido por analistas o columnistas de periódico.

Por otro lado, los concesionarios de radio contratan a figuras televisivas, creyendo que la imagen de esta figura será la que atraerá audiencia y patrocinios. Lo que significa un gran error ya que, la radio no es imagen. Asimismo, el reciclaje de sus locutores demerita también a la industria. Ya que, han dejado de proponer iniciativas para enriquecer a la misma y por consecuencia, ya no son referentes en la radio.

Actualmente, la radio debe apelar a sus particularidades como la creatividad, la imaginación o la tradición oral, que implica el contacto cercano con la gente. También, se deben recuperar aquellos formatos que le dieron vida y que lamentablemente se encuentran olvidados, quizá porque no son rentables o porque falta gente nativa de la radio.

Es decir, aquella gente que no sólo busca este medio como trampolín para después ingresar a la televisión o a la prensa. O incluso, a la inversa, utilizando la radio para reforzar lo comunicado en alguna transmisión televisiva o en el periódico.

La radio de hoy

De modo que, la recuperación de dicha industria debe surgir desde las aulas, desde las prácticas y talleres de radio que se imparten en muchas universidades. En las propias radios universitarias transmitidas por una frecuencia convencional, por internet o por circuito cerrado.

La radio es quien te escucha, quien te acompaña, quién te imagina a través del oído. Su presente y futuro están solamente condicionados por la calidad en los contenidos, por la fuerza de la palabra y por la magia de los sonidos.

Para saber más 

Licenciatura en Comunicación Digital, Universidad Intercontinental.

Comunicación Digital

* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional