Avatar

Escrito por:

febrero 22, 2017

El pasado viernes 17 de febrero se entregaron reconocimientos a las mejores prácticas universitarias de formación de ciudadanía 2017 por parte del Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi), evento en el cual nuestra casa de estudios estuvo representada por el maestro Jorge Rodríguez de la División de Negocios y académico par evaluador del distintivo de Universidad Socialmente Responsable de  la Asociación Nacional de Facultades y Escuelas de Contaduría y Administración (ANFECA).

El presídium estuvo integrado por el maestro Javier Rojas (Centro de Investigación y Docencia Económicas, CIDE), Roberto Villeres (Asociación Nacional de Universidades e Instituciones  de Educación Superior, ANUIES), Jorge Familiar (presidente del Cemefi); Sylvia Schmelkes del Valle (presidenta de la junta de gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, INEE) y Jorge Villalobos (director del Cemefi).

En esta primera convocatoria, participaron 17 Universidades de país y quedaron cinco como ganadoras las cuales sobresalieron por sus trabajos de servicio social e investigaciones aplicadas en vinculación en comunidades o poblaciones marginadas.

La apertura de la sesión estuvo a cargo de la maestra Lorena Cortés, directora de investigación del Cemefi, quien explicó el proceso y agradeció a los dictaminadores su labor; le cedió la palabra al licenciado Jorge Villalobos quien señaló que la universidad es un lugar privilegiado de innovación y describió los elementos esenciales de la ciudadanía:

  • Cumplir con la ley y denunciar al que no la cumple
  • Participar en elecciones
  • Pagar impuestos
  • Trabajo voluntario

Por su parte, la maestra Sylvia Schmelckes afirmó que, si bien el reto de formar ciudadanos es un objetivo explícito de todos los niveles educativos, la universidad es el espacio propicio para la formación de valores, ya que el mundo actual y la sociedad lo necesita. Entre los datos relevantes que ofreció, destacó que los estudiantes universitarios son la tercera parte del grupo de jóvenes de edad de 19-23, lo cual debe propiciar una coincidencia de que son privilegiados. Señaló, además, que los jóvenes en la universidad son ciudadanos recientes, lo que debe hacer que se planten no sólo qué tipo de profesionistas, sino qué tipo de ser humano quieren ser.

La participación de la UIC en este tipo de foros contribuye a que, al interior de nuestra casa de estudios, desarrollemos estrategias de responsabilidad social, buenas prácticas éticas y formación integral para la ciudadanía.

* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional