Blog
Avatar

Escrito por: Jesús Cabrera

noviembre 29, 2019

Sin duda, uno de los fotógrafos documentales más reconocidos de los últimos tiempos es el brasileño, Sebastiao Salgado. Debido al exitoso documental, La Sal de la Tierra, realizado por Win Wenders y Juliano Ribeiro Salgado, hijo del fotógrafo.

Su forma de contar historias mediante la fotografía muestra realidades sociales de todos los géneros, por ejemplo, Génesis Éxodo. Donde habla de la tierra en que habitamos así como de la migración, respectivamente; además de imprimir el sello de su formación economista. Así lo hace en el proyecto de Workers, del que hablaremos específicamente.

Su biografía

Salgado estudió Economía, dos másters y el doctorado, por lo que incorpora dichos conocimientos al arte de la fotografía.

Fija la lente en la crudeza y belleza del trabajo del hombre industrial pero también del mundo globalizado. Por lo que, relaciona su formación con la economía del hombre, que va desde la agricultura hasta la construcción.

La forma de contar historias

La profundidad visual de sus fotos a partir de la economía es extraordinaria, pues aparecen personas agotadas en su jornada laboral. Capta a los trabajadores como constructores de la sociedad al mismo tiempo que son absorbidos en e ignorados.

Particularmente su obra Workers, es impactante porque muestra la estética de la brutalidad. Lo que significa que hay cierta belleza en las imágenes al mismo tiempo que documenta una condición lamentable de la humanidad. Y aunque su ensayo lo inició hace 3 décadas sigue vigente al día de hoy.

Es así como en sus fotografías narra la labor de los apagafuegos durante la guerra del Golfo Pérsico. Donde parece no transcurrir el tiempo a favor de las condiciones en las que el trabajador se desarrolla. (Foto: Apaga fuegos en el golfo Pérsico. Sebastiao Salgado).


Hay varias críticas entorno a la estética de la brutalidad. Pero desde mi punto de vista dicha estética está anclada a un discurso fotográfico y no a la realidad que representa. Hecho que puede confundir a la crítica. Finalmente habría que decir que uno ve lo que conoce y por consiguiente lo representa, así que, dicha premisa se encuentra desde las cuevas de Altamira hasta la moderna fotografía documental.

Para saber más:

Licenciatura en Diseño Gráfico, Comunicación Digital, Filosofía. Maestría en Filosofía y Crítica de la Cultura. 

Universidad Intercontinental.

 

* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional