Blog Mundo Actual
Avatar

Escrito por: Ana Gabriela Vázquez Carpizo

noviembre 6, 2019

La reinterpretación del arte clásico fue una constante en el siglo XVIII en Inglaterra. Por eso, en México la exposición de Belleza y virtud reúne parte del acervo inglés que corresponde a la exposición Grand Tour.

Dicha exposición fue expuesta en el Museo Nacional de Antropología y reúne obras de diferentes museos como Liverpool, Castle Howard o British Museum. Así como piezas procedentes de colecciones nacionales de la Antigua Academia de San Carlos, el Museo Nacional de las Culturas del Mundo y el Museo Soumaya.

La exposición en México

La muestra estuvo conformada por un total de 112 obras, entre esculturas antiguas y neoclásicas, pinturas y artes decorativas. Organizadas en cuatro salas:

  1. Gran Tour. Sala dedicada a los viajes de la nobleza inglesa a Italia. A raíz del descubrimiento de los vestigios arqueológicos de Pompeya, Herculano y Estabia.
  2. Organización de las colecciones. Muestra la adquisición y colección de piezas, lo que provocó el establecimiento de galerías y la elaboración de catálogos privados.
  3. Modelos de virtud. Muestra la influencia grecorromana en la estética y en el intelectualismo de la Gran Bretaña del Siglo de las Luces.
  4. Sentimiento sobre la razón. Como conclusión muestra la influencia de las actividades de las salas anteriores tanto en las revoluciones como en el neoclasicismo y romanticismo.

Las temáticas en las salas:

Dichas salas conducen diferentes temáticas globales, las cuales se explicarán en las siguientes reflexiones:

  • El concepto de viaje. El viajar pasó a formar parte de la educación de los jóvenes ingleses. Quienes, además de ilustrarse en aspectos históricos y geográficos, se iniciaban en el aprendizaje y la práctica de idiomas. Por otra parte, las compras y el coleccionismo, alimentarían los acervos arqueológicos del Museo Ashmolean de Arte y Arqueología y el Museo Británico. Los cuales se convertirían en importantes recintos con exposiciones de fama mundial así como de expediciones arqueológicas.
  • Interpretaciones y reinterpretaciones. El arte helénico siempre estuvo inmerso en constantes cambios. Los cuales mostraban en cada obra y cada etapa el logro de objetivos muy concretos. A continuación se ejemplifican dichos logros:
  1. La arquitectura mostraba perfección en todos aspectos.  A propósito de los griegos, hacían ajustes de ilusión óptica con el objetivo de persuadir al observador. Para encontrar verdaderas obras maestras en medida, proporción y equilibrio.
  2. En la escultura se tomaron cánones establecidos en Creta, Egipto y Mesopotamia, para generar su propia visión de la figura humana. Así, la representación mimética llevaría de un idealismo a un realismo caracterizado por la emotividad y dinamicidad del cuerpo humano.
  3. Más tarde, los romanos implementarían el arte retórico en los retratos (togatos, toracados y apoteósicos) y relieves. Cuyo fin era cambiar el pensamiento, creencias y preferencias de las masas para la funcionalidad en la praxis.

De los siglos XV al XVIII vuelve la retórica pero desde un enfoque científico. Lo que da origen al pensamiento lógico de la Ilustración y a los nuevos paradigmas.

A partir de las obras originales se construyeron nuevas versiones, logrando el objetivo principal: la reinterpretación del arte clásico.

  • Intercambios y enriquecimiento. Resulta fascinante que una exposición de talla internacional se suscite en México. Pues, además de que se constituye de acervos de diferentes museos, cabe destacar que, piezas mexicanas forman parte del patrimonio arqueológico mundial. Por lo que, la correlación cultural permitió dicha exposición de suma importancia.

Finalmente, su objetivo principal es dejar abierto el diálogo acerca de la importancia de la reinterpretación de los clásicos.

Para saber más:

Francis Bacon, Ensayos sobre moral y política, Cd. de México, UNAM.

Licenciaturas en Diseño Gráfico, Filosofía, Traducción, localización e interpretación.

Universidad Intercontinental.

Maestría en Filosofía y Crítica de la Cultura.

 

* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional