Inicio » Blog » Menos autos, más personas
Ciencias Sociales
Autor UIC

Escrito por: Victoria A. Vera Morales
Docente de Arquitectura
diciembre 7, 2020

En el mundo, existen celebraciones para casi cualquier cosa; algunos casos para eventos risibles o que pueden parecernos sin sentido. En esta ocasión, hablaremos de la celebración del Día Mundial sin auto, poco conocido para muchos, y hasta inútil para algunos.

Día Mundial sin Auto

En 1998, el 22 de septiembre se estableció el Día Mundial Sin Auto, que se celebra en varias ciudades del mundo. Su objetivo es disminuir el uso del automóvil en las grandes ciudades para reducir los daños al medio ambiente.

Fuente:https://datanoticias.com/2020/09/22/cdmx-celebra-dia-mundial-sin-auto-regalando-libretas-y-cubrebocas/

Celebración en México

En México, comenzó a conmemorarse desde 2014. Participaron activistas y grupos de la sociedad civil promotoras de la movilidad activa, el uso de la bicicleta y la seguridad vial.

Sin embargo, la fecha no se agregó al Diario a la Oficial de la Federación, sino hasta 2018.

Importancia del automóvil

Es claro que no podríamos entender las ciudades y nuestras sociedades sin la existencia del automóvil. Su invención permitió cubrir cada vez mayores distancias y abastecer de productos y servicios. Además, influyó de manera directa en la expansión de la mancha urbana y crecimiento de las ciudades.

  • Sus inconvenientes

El problema es que el uso desmedido del automóvil ha generado efectos secundarios.  Y éstos se crecen con el aumento del parque vehicular. Por ejemplo: mala calidad del aire, aumento de gases de efecto invernadero, congestión, hechos de tránsito, y contaminación por ruido.

  • Crecimiento desmedido

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reporta más de 32.2 millones de automóviles en circulación en el país. De ellos, 97% son de uso particular.

De 2000 al 2018, el parque vehicular en Ciudad de México aumentó al doble. Porque pasó de 2.5 a poco más de 5 millones de coches.

En 2018, se registraron en la capital del país 5.27 millones de autos circulando. Estudios realizados por la ONU HABITAT en 2020 revelan que por cada niño que nace en el mundo, “nacen” dos vehículos.

Fuente: ITDP México, 2014

 Arquitectura y autos

La arquitectura representa parte de la configuración morfología de las ciudades. Ella materializa y da espacios físicos y tangibles para las actividades que realizamos día con día.

¿Cómo se relacionan las obras arquitectónicas con el aumento de uso del automóvil? ¿De qué manera se vinculan con los efectos secundarios? La respuesta es muy simple: Todos los viajes en automóvil comienzan y terminan en un estacionamiento.

El desarrollo inmobiliario —por ende, el diseño arquitectónico— ha dedicado gran parte del espacio edificado al automóvil. Consideran que los cajones de estacionamiento son indispensables para los usuarios. Incluso se catalogan como necesario para la venta de los inmuebles.

Menos cajones, más ciudad

El Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo ofrece datos interesantes en su informe “Menos cajones, mas ciudad”. En la ciudad, alrededor de 42% de los metros cuadrados a construir en 2014 correspondían a superficie de estacionamiento. Este porcentaje resulta aún más alarmante comparándolo con 32% destinado a viviendas nuevas y sólo 2% a equipamientos.

Estos porcentajes se debían a una exigencia de la normatividad. Es decir, al cumplimento de un número específico de cajones por m2 de construcción según el uso de la edificación.

Por fortuna, esto cambió. Las normas complementarias para el proyecto del Reglamento de construcción de la CDMX, referentes a los estacionamientos se modificaron en 2017. Con ello, se eliminó el mínimo de cajones necesarios por edificación. Asimismo, se estableció un número máximo de ellos. Además, se agregó lo siguiente:

 “Las edificaciones que se realicen en la Ciudad de México podrán construirse sin la obligación de contar con los cajones de estacionamiento para vehículos motorizados…” [salvo en usos específicos].

Es importante recalcar que se integró a la norma un número mínimo de estacionamientos para bicicletas en las edificaciones nuevas.

Menos autos, más personas

Dejar de darle preferencia a los vehículos motorizados tanto en calles como en espacios privados implica un cambio de paradigma. Aún queda la pregunta en el aire: ¿Cuánto de nuestro espacio habitable estamos dispuestas a dedicar a los autos y no a nuestro disfrute como personas?

Para saber más

Licenciatura en Arquitectura, Universidad Intercontinental. Disponible en https://www.uic.mx/licenciaturas/arquitectura/

Karemm Danel, «Por qué estudiar Arquitectura», Bitácora UIC. Disponible en https://www.uic.mx/por-que-estudiar-arquitectura/

Fidel Gallegos Barrientos, «Arquitectura y habilidades digitales, Bitácora UIC. Disponible en https://www.uic.mx/arquitectura-y-habilidades-digitales/



* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional

¡Agenda tu cita!
X