Salud

Escrito por: Karemm Danel
Editorial UIC
agosto 13, 2018

La Neuropsicología estudia los trastornos de comportamiento cognitivos y emocionales respecto de una disfunción cerebral.

Pero no es una disciplina solamente para psicólogos, sino también para pedagogos, profesionales en comunicación humana, neurólogos, psiquiatras, pediatras, neurofisiólogos, entre otros.

Asimismo, trata a personas con diversos padecimientos, como Alzheimer, Parkinson, esclerosis múltiple, epilepsia, autismo, diabetes, hipotiroidismo, o con enfermedades psiquiátricas, tal es el caso de la esquizofrenia, la depresión, el trastorno bipolar y el trastorno obsesivo-compulsivo.

¿Neuropsicología y acoso escolar?

Claro. Tan sólo en Latinoamérica, 70 por ciento de la población indica haber sido víctima de acoso escolar, por lo que hoy en día es importante para la Neuropsicología detectar el acoso escolar en su fase más temprana.

Dicha problemática tiene como consecuencia, en niños y adolescentes, sentimientos de desdicha, trastornos de sueño, dificultades de aprendizaje, depresión, ansiedad, baja autoestima, dolor de cabeza, aislamiento, comportamientos antisociales, ausentismo escolar y, en el peor de los escenarios, suicidio.

Por ello, estudios sobre el tema se han volcado hacia la investigación de la personalidad y los correlatos neuropsicológicos, partiendo de la hipótesis de que comprender el comportamiento y sus efectos respecto del desarrollo cerebral es fundamental para conocer las implicaciones clínicas y de salud del acoso escolar.

Sistema de regulación

A este tipo de conducta también se asocian los trastornos mentales; por ejemplo, aquellos de conducta, el de oposicionista desafiante y el agresivo; los trastornos de personalidad, tal es el caso del agresivo, histriónico, paranoide, pasivo y dependiente, así como con el déficit de atención e hiperactividad.

En este punto, es importante resaltar la incapacidad de sistemas de regulación o control de la corteza prefrontal para modular las acciones agresivas que tienen su origen en la ira.

De manera general, es posible decir que un trauma derivado del acoso escolar impacta en la anatomía de las diversas estructuras cerebrales y en su funcionalidad, debido a que en edades tempranas el cerebro está en desarrollo.

Entonces, la edad es un factor fundamental en el tema, pues los cambios a nivel estructural y funcional se dan de manera constante y porque su actividad es sensible a la experiencia.

Para saber más:

Diplomado en Neuropsicología, Universidad Intercontinental. Disponible en https://www.uic.mx/educacion-continua/diplomado-en-neuropsicologia/

Licenciatura en Psicología, Universidad Intercontinental. Disponible en https://www.uic.mx/licenciaturas/division-de-la-salud/psicologia/

Licenciatura en Pedagogía, Universidad Intercontinental. Disponible en https://www.uic.mx/licenciaturas/division-de-la-salud/pedagogia/

Martha Fernández, Revista Mexicana de Neurociencia, Academia Mexicana de Neurología, A. C. Disponible en http://revmexneuroci.com/wp-content/uploads/2016/11/RevMexNeu-No-6-Nov-Dec-2016-106-119-R.pdf

Neuropsicología, Universidad Intercontinental. Disponible en https://enlinea.uic.edu.mx/blogs/ID/50



* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional

¡Agenda tu cita!
X
https://bakeryrahmat.com/ slot gacor 4d