Coaching
Autor UIC

Escrito por: Luis Guillermo Alvarado | @guillermo250610
Docente de la Maestría en Finanzas
noviembre 7, 2018

Comprar una casa, un mejor auto o incluso, a más largo plazo, gozar de mejores condiciones económicas para el retiro, son metas financieras que puedes alcanzar con un poco de disciplina y constancia.

Estarás pensando que no puedes, que apenas logras salir con tus gastos. Olvídate de eso. Hay una fórmula infalible para lograrlo: ahorrar.

Cualquier persona que cuente con un ingreso puede hacerlo. ¿Quieres saber cómo ahorrar fácilmente? Entonces lee la siguiente información.

Registra tus gastos

Anota todos tus gastos fijos y variables. Los gastos fijos son aquellos que realizas de manera estable durante todo el año. Ejemplo de ellos son el pago de renta, teléfono, internet, luz, agua, predial, despensa, transporte, etcétera.

Los gastos variables son los que realizas en ciertas ocasiones durante el año: ropa, zapatos, útiles escolares, viajes, dentista, médico, medicinas.

Poder ahorrar tiene mucho que ver con el control riguroso de tus gastos.

Crea tu presupuesto

Haz un presupuesto mensual con la información sobre tus gastos fijos y variables. El presupuesto de gastos fijos es muy sencillo de hacer, porque casi todos son  mensuales.

Si tienes gastos bimestrales —como el pago del agua— conviértelo en mensual: si gastas 200 pesos bimestrales en agua, pon en tu presupuesto el pago de 100 mensuales.

Los gastos variables conviértelos también en mensuales: si hiciste tres compras de ropa y zapatos por 12 mil pesos al año, significaría que gastas en promedio al mes mil pesos en estos productos.

Adiós a tus gastos innecesarios

Puedes deshacerte de este tipo de gastos con un poco de disciplina con el fin de ahorrar recursos de manera asertiva. En apariencia, estos gastos son pequeños, pero si echas un vistazo a la cantidad que suman al final de mes, serás consciente del dinero que se te va en ellos.

Si, por ejemplo, gastas 50 pesos de lunes a viernes en el café de moda, suman alrededor de 1,100 pesos mensuales, suponiendo que sólo compras café americano.

La solución no es abandonar tu gusto por el café, pues lo puedes tomar en casa o llevarlo en un termo. Con esta medida puedes ahorrar, porque el costo de tu café será unas nueve veces menor.

Checa los precios en varias tiendas

Compara los precios antes de comprar, sobre todo cuando se trata de productos más caros, como una televisión, una lavadora, refrigerador o una computadora.

Internet permite conocer los precios de muchos de productos en línea. Lo mismo sucede con los medicamentos: hay algunos bastante caros y conviene cotizar antes de comprar para elegir el lugar que ofrezca mejores precios.

Evita las compras por impulso

¿Vas al centro comercial para comprar algo y sales con otra cosa? Si quieres ahorrar, no compres lo que no necesitas. Es útil que hagas un balance de cuánto has gastado en este tipo de gastos para que te des una idea de cuánto inviertes en cosas que no utilizas.

Para evitar tentaciones innecesarias procura pagar en efectivo y no vayas de compras cuando tengas hambre y sueño.

Usa la tecnología

Puedes ahorrar buen dinero  aprovechando lo que ofrecen aplicaciones gratuitas como Skype, Whatsapp, Facebook, para no gastar en llamadas de larga distancia, por ejemplo.

Para recortar gastos en libros, ya puedes conseguir muchos con licencias gratuitas en pdf o bien comprarlos a precio menor en versión electrónica.

También puedes autocapacitarte en muchos temas, mediante videos educativos y gratuitos en diversas plataformas.

Caza los mejores descuentos

A lo largo del año muchas tiendas que ofrecen atractivos descuentos. Investiga en qué temporadas ofrecen las mejores rebajas y espera con paciencia esas fechas para adquirir los productos que necesitas.

Aplica las tres R

Reduce, Reusa y Recicla. Comienza a adquirir el hábito de un consumo más sustentable. Ello aporta al cuidado del medio ambiente, además de ahorrar algunos pesos. Aprovecha productos en desuso, envases, y reduce el uso de desechables.

 

En una carrera o posgrado de finanzas se enseña todo lo que un profesional de esta especialidad debe saber para crear estrategias exitosas para las empresas. Sin embargo,  las finanzas personales y el manejo del dinero no deben dejarse de lado y también deben enseñarse.

Para saber más

Universidad Intercontinental, Licenciatura en Contaduría y Finanzas, https://www.uic.mx/licenciaturas/division-de-negocios/contaduria-y-finanzas/

Universidad Intercontinental, Licenciatura en Relaciones Comerciales Internacionales, https://www.uic.mx/licenciaturas/division-de-negocios/relaciones-comerciales-internacionales/

Universidad Intercontinental,Maestría en Administración de Negocios, https://www.uic.mx/licenciaturas/division-de-negocios/relaciones-comerciales-internacionales/

Universidad Intercontinental, Maestría en Dirección Estratégica y Gestión de la Innovación,  https://www.uic.mx/posgrados/innovacion-empresarial-la-competitividad/direccion-estrategica-gestion-la-innovacion/

* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional