Avatar

Escrito por: Angelica Monrroy

febrero 16, 2021

El martes 16 de febrero de 2021 se efectuó, vía Facebook Live, el webinar “Los por qué de la terapia de grupo”, organizado por los Posgrados en Psicoanálisis e impartido por la doctora Beatriz Peña Barba.

Primeramente, la doctora habló de los orígenes de las terapias de grupo destacando a dos personajes: Tigrant Burrow, quien difiere de Freud y está convencido de que es el grupo el que puede ayudar a sanar y a partir de él arranca la historia de los grupos psicoanalíticos, y Wilfred Bien, quien crea el término “fenómenos emergentes”.

Cuando los individuos se agrupan hacen que con su dinámica la conducta individual cambie. Hoy se sabe que el liderazgo y la cohesión del grupo, entre otros factores, son elementos que influyen en cada uno de los individuos.

Tras explicar qué son los fenómenos emergentes, la doctora Peña se refirió al término “conflicto focal del grupo” (Whitaker y Liebermann) y mencionó que trabajar en la terapia de grupo resulta curativo para sus integrantes  porque en los grupos se permiten ciertos elementos que no hay de manera individual, como la catarsis, el aprendizaje interpersonal, la universalización, la instalación de esperanza, el altruismo, la recapitulación colectiva del grupo familiar primario, los fenómenos condensadores, el fenómeno de cadena y el de resonancia.

La experta señaló que en México la mayoría de las personas no asiste a este tipo de terapias porque el carácter del mexicano es más cerrado para exteriorizar sus dificultades, aunque, en realidad, los grupos tengan mayores posibilidades de ayudar a sanar al paciente. Asimismo, comparó las ventajas y desventajas entre la terapia individual y la de grupo.

Además, la doctora aclaró que hay diversos tipos de terapia dependiendo del objetivo que se persiga y los motivos por los que una terapia de este tipo puede fracasar y comentó a quiénes se les recomienda la terapia grupal (adolescentes, hijos únicos, quienes tengan antagonismo con algún hermano, temor a la autoafirmación y el descontrol de la agresión, migrantes y marginados y quienes tengan trastornos no graves, entre otros) y a los que no (personas con quiebres psicóticos, personalidades paranoides, hipocondría, psicopatía, etcétera).

Por último, habló de los criterios de agrupabilidad y de la importancia de la planificación del tiempo y objetivos del grupo.

 

 

 

* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional