Avatar

Escrito por:

diciembre 2, 2016

En el marco de la visita oficial del Nuncio Apostólico[1] de México, Su Excelencia, monseñor Franco Coppola, al Seminario Mayor de Misiones Extranjeras de los Misioneros de Guadalupe, nuestras autoridades, encabezadas por el rector, maestro Bernardo Ardavín Migoni, y el vicerrector, maestro Hugo Avendaño Contreras, le dieron la bienvenida a nuestras instalaciones en la Sala Pedro de Gante, en el Edificio de Rectoría, tras hacer un breve recorrido por el Oratorio situado en el Edificio América y el Domo de nuestra casa de estudios.

Durante la visita del Nuncio Apostólico a nuestras instalaciones
Durante la visita del Nuncio Apostólico a nuestras instalaciones

Durante una breve reunión, el maestro Ardavín expuso a Su Excelencia el significado de los cuarteles del escudo de la UIC así como la misión y nuestros principios rectores, además de comentarle que a la universidad le interesa mucho participar en temas de actualidad como el de la familia del cual a lo largo del semestre se presentaron cinco foros.

Bienvenida en el Edificio de Rectoría
Bienvenida en el Edificio de Rectoría

Por su parte, el Nuncio Apostólico mencionó que las universidades de inspiración cristiana deben aportar algo más que las que no la tienen. Advirtió: “Hay que cambiar muchas cosas en educación; la manera en que enseñamos y éste es un desafío al que debemos hacer frente”.

Mons. Coppola acompañado del rector y el vicerrector
Mons. Coppola acompañado del rector y el vicerrector

Tras el acto, el Nuncio Apostólico presidio una misa en la Capilla Central del Seminario de los Misioneros de Guadalupe (MG), concelebrada por el padre Raúl Ibarra, Superior General MG,  y monseñor Óscar Roberto Domínguez Couttulenc, MG, obispo de la Diócesis de Ecatepec, Estado de México. La homilía de monseñor Coppola se centró en tres aspectos: 1. Debemos ser conscientes de que nos falta luz; 2. Debemos tener fe, “el mundo necesita que seamos capaces de confiar en Él”, dijo, y, por último, invitó a los asistentes a no quedarse callados y, si son testigos, dar su testimonio y decir a los demás que existe el Señor y que hace milagros. También, subrayó: “Si la Iglesia no es misionera, no es Iglesia” y elogió la labor de los Misioneros de Guadalupe lo cual abarca a nuestra institución. Cabe señalar que desde su arribo a México es la primera visita oficial que lleva a cabo a un seminario mexicano.

Misa en la Capilla Central de los Misioneros de Guadalupe
Misa en la Capilla Central de los Misioneros de Guadalupe

El 9 de julio de 2016 el papa Francisco designó a monseñor Coppola en su cargo como nuncio apostólico en México y, entre otras funciones dentro de la Iglesia, ha trabajado para la Santa Sede en las representaciones pontificias en el Líbano, Burundi, Colombia, Polonia y en la Sección para las Relaciones con los Estados de la Secretaría de Estado de la Santa Sede. Ha sido arzobispo titular de Vianda y nuncio apostólico en Burundi así como en la República Centroafricana y en el Chad.

 

[1] Un nuncio apostólico o nuncio papal es un representante diplomático de la Santa Sede —no del Estado de la Ciudad del Vaticano— con rango de embajador. Representa a la Santa Sede ante los estados y ante algunas organizaciones internacionales así como ante la Iglesia local.

* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional