angelica

Escrito por: Angélica Monroy

junio 13, 2020

El viernes 12 de junio tuvo lugar el webinar “Vulnerabilidad, esperanza y resiliencia frente a la adversidad. Reflexiones interdisciplinares frente a la contingencia por Covid-19” acerca del texto publicado por el Instituto Intercontinental de Misionología (IIM) en días pasados.

Para inaugurar el webinar, estuvieron presentes el Superior General de Misioneros de Guadalupe y presidente del Consejo de Gobierno, padre Raúl Ibarra Hernández, MG; el rector de nuestra institución, maestro Bernardo Ardavín Migoni, y el director académico del IIM, padre David Félix Uribe, MG.

En su oportunidad, el maestro Ardavín señaló que el padecimiento de la contingencia es individual, por lo que depende de cada persona y las circunstancias que la rodean. “Acontecimientos como el que estamos viviendo dejan una huella indeleble”, apuntó.

Por su parte, el padre Ibarra mencionó que nadie puede negar que estemos viviendo un tiempo de incertidumbre que modificará nuestras vidas irremediablemente y agradeció al IIM por su iniciativa para contribuir a dar “una luz de esperanza y, sobre todo, de consuelo constatando que Dios nos sigue amando”.

Por último, el padre Uribe subrayó que la UIC es una universidad misionera porque se presenta abierta al diálogo con una visión positiva y transformadora de nuestra sociedad. “La UIC es un espacio de misión”, dijo y añadió que escribir con un método holístico debe llevarnos a “una fe encendida por la verdad de Dios” y, por lo tanto, a la esperanza.

Como moderador fungió el doctor Ramiro Gómez Arzapalo quien indicó que en la obra se presentan aportes desde la filosofía, teología, psicología, educación y economía en los cuales se reflexiona sobre las consecuencias que ha traído la crisis sanitaria.

Durante la sesión, participaron cuatro de los coautores quienes compartieron sus puntos de vista.

Primeramente, el prestigiado doctor Mauricio Beuchot quien habló de la situación de la pandemia desde el punto de vista psicológico, teológico y sus efectos éticos y económicos. “El confinamiento nos lleva a buscar un humanismo más fuerte. Ojalá regresemos a una normalidad que sí sea verdadera”, puntualizó.

En seguida, el maestro Rafael Espino González, actual director académico de la Licenciatura en Filosofía UIC, exhortó a los asistentes al webinar a enfrentar el problema desde la solidaridad la cual debe llevarnos a una sociedad más justa y, con base en el pensamiento de Kierkegaard, agregó: “Depositemos nuestra esperanza en ser como Jesús pasando al amor heterocéntrico”.

A continuación, el maestro Víctor Hugo González García, encargado de la Maestría en Filosofía y Crítica de la Cultura, habló acerca de la memoria desde tres aspectos durante la pandemia: 1. Como una oportunidad de formar experiencia a partir de nuestras vivencias. 2. El confinamiento nos da la oportunidad de formar memoria y 3. La memoria nos da la posibilidad de mirar con agudeza. Es una realidad que nos hace hacer un alto en el camino. “El confinamiento nos ayuda a agudizar una mirada a lo que ha quedado oculto en la pandemia y en la aceleración” y concluyó con la pregunta: “¿Qué clase de ser humano debemos ser?”.

Finalmente, el maestro José Luis Franco Barba, director académico de la Licenciatura en Teología, estableció una diferenciación entre utopía y esperanza y advirtió que esta última siempre es una, sólo como don de Dios y no sólo como construcción humana. “Debemos creer, inaugurar una situación mejor, creer que la vida vence sobre la muerte […] ¿Qué sentido nos queda? Eso nos da la esperanza, es lo que nos permitirá seguir adelante”.

Para concluir, algunos de los expositores agregaron algunas ideas y contestaron preguntas.

 

 

 

 

* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional