Inicio » Blog » Problemática ambiental y prácticas culturales
Ciencias Sociales

Escrito por: Rosa Arminda Almeralla Calva
Docente de la Licenciatura en Comunicación Digital
mayo 24, 2022

El mes de la Tierra

En abril concluyó el mes dedicado a la Tierra. Por ello, vale la pena reflexionar acerca de nuestro papel como humanidad frente la problemática ambiental cada vez más alarmante, la cual enfrentamos contra reloj y hasta el punto sin retorno del calentamiento global.

Extinción masiva y prácticas culturales

Diversos investigadores han nombrado este suceso como la sexta extinción masiva.1 Mientras las anteriores se debieron a cambios drásticos en el clima provocados por cambios geológicos, ésta será ocasionada por las actividades humanas.

La última extinción ocurrió hace 65 millones de años. Sin embargo, el exponencial crecimiento de la población humana y sus prácticas cotidianas guiadas desde una visión antropocéntrica comenzaron a alterar el ciclo ecosistémico, rompiendo el equilibrio natural a partir de la industrialización detonada por la Revolución Industrial en el siglo XVIII.

Un estilo de vida deshumanizador

No obstante, fue a mediados del siglo XX que aumentó de manera acelerada la producción de dichos gases, ya que el hombre dio prioridad a la producción de objetos en masa inundando los mercados e incentivando el consumo cada vez más desmedido. Tal situación nos ha hecho creer que este tipo de productos son vitales para nuestra existencia y no podemos prescindir de ellos. En definitiva, el estilo de vida que la humanidad ha ido promoviendo a partir de intereses económicos no responden a las necesidades reales de sobrevivencia a futuro para la raza humana, por lo que se considera insostenible.

Problemática ambiental

Es importante darnos cuenta de que la problemática ambiental se trata de un evento que debemos abordar desde la complejidad, entendiendo el término, no con el interés de indicar una dificultad per se, sino centrada en la definición planteada por (Morin, 2009, p. 425) donde un problema se concibe desde la multidimensionalidad de los fenómenos, opuesta a la visión unidimensional especializada y parcelada que empobrece el mundo fenoménico y centra el enfoque desde un solo ángulo. Es decir, que la amplitud del problema se extiende a múltiples disciplinas y que absolutamente todas las personas que habitamos este planeta influimos con nuestras prácticas a incrementar o disminuir el problema.

¿Qué implica la problemática ambiental?

Podemos mencionar algunas de sus causas, por ejemplo el uso de energías fósiles empleadas como combustible para la industria y el transporte, el uso de detergentes y químicos arrojados al agua, el uso indiscriminado de energía eléctrica, las compras innecesarias, la explotación de recursos naturales no renovables, los desechos no biodegradables y demás.

Sus implicaciones se extienden a:

  • El grave problema de agua contaminada y el poco acceso que tienen a ella tanto ciudades como comunidades alejadas.
  • La sequía, lo cual dificulta el cultivo de alimento en todos los países.
  • La mala calidad del aire en las ciudades, lo cual provoca diversas enfermedades.
  • La extinción de especies vegetales y animales, tan solo por mencionar algunas.

La concepción actual

La concepción del mundo desvinculado de la naturaleza ha influido en la manera en que el ser humano se interrelaciona con los seres vivos del planeta, otras razas, culturas, con el dinero, con la vida misma, con el trabajo y la forma de consumo, la manera en que toma decisiones, cómo se alimenta, cómo educa a los niños y jóvenes es cuestionable dado que todas estas acciones han impactado gravemente en el ambiente, a tal grado que la existencia del hombre ahora se encuentra en peligro.

Por tanto, es momento de cuestionarse acerca de los valores que deseamos comunicar y transmitir a las siguientes generaciones, ya que serán sus manos las que den forma al mundo. Esta labor educativa indiscutiblemente nos toca a los padres, maestros y a todos los jóvenes conscientes de esta misión: ¿cómo cambiar nuestra mirada?, ¿cómo podemos transformar la visión y acciones de los otros?

Educación ambiental desde otras trincheras

La educación ambiental plantea que la solución debe venir de los múltiples ámbitos que convergen en la problemática, “la totalidad articulada de saberes socialmente generados que se constituyen en recursos, referencias y racionalizaciones que utilizan las personas para interpretar el mundo y para guiar su acción individual y colectiva en él” (Gaudiano, 2021).

Ante esta compleja situación, nuestra función activa como profesionistas tendría que provenir desde el quehacer consciente de cada disciplina, aportando desde sus saberes hacia la práctica. Tal como lo afirma Frascara (2015), en el ámbito del diseño de comunicación visual, planteando esta profesión más como una interdisciplina que una disciplina, no puede ser definida sobre la base de una serie de fronteras, pues pueden ser arbitrarias. Es mejor ver al diseño de comunicación visual como el punto de cruce de un conjunto de disciplinas que convergen en función de crear comunicaciones.

Así es que conviene preguntarnos, ¿qué mundo deseas dejar a las futuras generaciones?

Para saber más

Licenciatura en Comunicación Digital, Licenciatura en Arquitectura, Educación Continua, Diplomado en Sistemas Arquitectónicos para el Diseño del Ambiente Interior, Diplomado en Certificación de Edificios Sustentables, Universidad Intercontinental.

¡Puedes comenzar hoy!

1 Biodiversidad mexicana. (2022). Extinciones masivas. Recuperado de https://www.biodiversidad.gob.mx/biodiversidad/extinciones

Frascara, J. (2000). Diseño gráfico para la gente. Buenos Aires: Ediciones Infinito.

Morin, E. (1996). Introducción al pensamiento complejo. Madrid: Gedisa.

Frascara, J. (2000). Diseño gráfico para la gente. Buenos Aires: Ediciones Infinito.

Seminario de Biodiversidad, COLNAL, Julio 2019 impartido por Dr. José Sarukhan y Julia Carabias Lillo. 9º Congreso de Investigación del Cambio Climático, Las Ciencias sociales frente a la crisis climática.



* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional

¡Agenda tu cita!
X