Blog

Escrito por: Karemm Danel

agosto 9, 2018

Sólo dos legados duraderos podemos dejar a nuestros hijos: uno, raíces; otro, alas.
Hodding Carter

La elección de carrera es un tema muy importante en la vida de los jóvenes; sin embargo, a veces se enfrentan a una gran cantidad de opiniones al respecto, lo cual puede confundirlos y hacerles tomar la decisión equivocada.

En esta etapa, los padres deben mostrarse más empáticos que autoritarios y mostrar respeto por la opinión de sus hijos para acompañarlos en este camino y hacerlo sentir en confianza.

Los padres pueden ser una fuente de información, pero son los hijos quienes toman la decisión.

Entrevistamos a Mariana de León, psicoterapeuta egresada de la UIC, quien explica que la elección de carrera es una de las decisiones más importantes en la vida.

 

¿De qué manera los padres debemos involucrarnos en la elección de carrera de nuestros hijos?

Los padres tienen un papel fundamental. Deben involucrarse de manera respetuosa, acompañando a sus hijos en el proceso. En ocasiones, al conocer a sus hijos, pueden ser una fuente de información sobre los rasgos de personalidad, intereses, aptitudes y áreas de oportunidad.

Aunque es importante tener claro que las recomendaciones que hagan pueden ser escuchadas, son los hijos quienes, al final, toman la decisión y eso debe respetarse.

¿Qué tan importante es que los padres toquen este tema con ellos?

Es importante que la elección de carrera sea un tema abierto entre padres e hijos, donde ambos puedan dialogar e intercambiar puntos de vista de manera respetuosa. A pesar de que algunas personas tengan clara su decisión, el acompañamiento de los padres durante esta etapa es fundamental, ya que éstos les brindan seguridad.

¿Cuál es el momento indicado para hablar del tema?

El tema suele abordarse desde la niñez, cuando los hijos fantasean con qué quieren ser al llegar a la adultez, y conforme crecen, el tema se va aterrizando.

Así que no hay un momento ideal para abordar el tema, el momento perfecto siempre será cuando un hijo se acerque a sus padres.

¿Qué aspectos hay que considerar en la elección de carrera?

El primer aspecto es la proyección a futuro, ver si tu hijo se imagina realizando esa actividad y si se siente feliz, pues de esta manera se esforzará por ser mejor. En este punto, aunque de manera secundaria, es posible evaluar si se trata de una carrera con un buen futuro laboral.

Otro punto es informarse acerca del campo laboral, para conocer dónde se podrá desarrollar tu hijo, profesionalmente, al concluir la carrera.

Perfil de ingreso. Es importante tener claras las habilidades y áreas de oportunidad, para evaluar si se podrá desarrollar en esa profesión.

Otro factor primordial es investigar qué universidades imparten la carrera de su interés, algunas pueden ser en México, fuera del país o incluso en el extranjero. De cada una es indispensable revisar a detalle el plan de estudios, con el propósito de evaluar cuál es el más adecuado.

En general, muchos se pueden parecer, pero cada universidad puede tener un enfoque distinto o brindar mayor peso a cierta área de la carrera.

¿Cuánto me va a costar la carrera de mi hijo?

Tenemos que pensar en la parte económica, es decir, el costo que implicará la carrera, pues este factor, aunque no considero que sea el más importante,  influirá en el bienestar personal y familiar del estudiante.

Hablaría también de la capacidad de crecimiento o línea de carrera, que se refiere a la capacidad para seguir desarrollándose en la profesión que se elija. Existen profesiones que en México no estén tan desarrolladas, pero en otros países sí y es importante tenerlo presente desde que se inicia una carrera.

Por último, mencionaría las posibilidades económicas. Desafortunadamente, hay carreras que requieren de un mayor ingreso económico que otras; por ejemplo, para material o necesidades específicas, como tener que viajar para hacer prácticas, por lo que es importante tener en cuenta la inversión económica que se requerirá.

En ocasiones, las universidades ofrecen becas o financiamientos, por lo que pueden investigar dichas opciones. Si a pesar de ello no es posible pagar la universidad de su elección, es bueno acompañarlo en la búsqueda de una nueva opción.

¿Cómo saber cuál es la vocación de mi hijo?

Es importante que los padres estén cerca de sus hijos y que conozcan sus gustos, habilidades y áreas de oportunidad. Con esto pueden proyectar a sus hijos en una carrera y acompañarlos en el descubrimiento de su vocación.

En muchas ocasiones, ni los hijos ni los padres lo tienen claro, pero se va descubriendo mientras se  investiga sobre diferentes carreras. Sin embargo, los padres sólo pueden brindar sugerencias, ya que es importante que la decisión la tome el hijo.

¿Cómo lo apoyo si aún no sabe qué carrera estudiar?

Es común que existan dudas al elegir carrera. En México, siete de cada 10 jóvenes manifiestan confusión sobre la elección de su carrera profesional.

La primera recomendación es no angustiarse, porque lejos de ayudarlos, podría incrementar su confusión. Cuando existen dudas, se recomienda que investigue sobre las carreras de su interés, que platique con alguien que las ejerza y que se informe sobre el campo de trabajo.

Si las dudas continúan, es recomendable acudir con un psicólogo, quien lo apoyará en esta decisión. Éste le realizará una evaluación vocacional, apoyado de test psicométricos, a fin de detectar gustos, aptitudes y áreas de oportunidad para tener más claro hacia dónde dirigirse; asimismo, descartará si la confusión se debe a una dificultad emocional que, de ser el caso, podría atenderse con psicoterapia.

¿Los años sabáticos son convenientes?

Los años sabáticos sí pueden ser convenientes si un hijo aún no decide que carrera elegir, pero cada caso es diferente. En ocasiones, son oportunidades para reflexionar sobre esta elección y muchos chicos aprovechan el año sabático estudiando en otro país o adquiriendo una nueva habilidad.

¿Cómo evitar confrontaciones?

Recordar que también vivió esa etapa y fue un proceso complejo y tratar de entender que es normal que existan dudas, pero que se les puede acompañar en esta experiencia.

Los padres pueden mencionar las ventajas y desventajas de las carreras en las que está interesado su hijo de manera abierta, pero transmitiéndole que la decisión final será de él.

Las confrontaciones se evitan en la medida que padres e hijos se escuchan de manera respetuosa. Los padres deben tener claro cuáles son sus necesidades y las de sus hijos.

En ocasiones, sin darse cuenta, viven prolongados en sus hijos y desean que cumplan una necesidad de los padres, no de ellos mismos. Con esto quiero decir que lo más sano es que los padres respeten la elección vocacional de sus hijos, a pesar de no estar de acuerdo.

¿Y si quiere estudiar lo mismo que sus amigos?

Es recomendable transmitirle la importancia de tener una elección vocacional adecuada, para su futuro profesional.

La comunicación asertiva y respetuosa es fundamental. Generalmente, el estilo de comunicación se establece con anterioridad a la elección vocacional, por lo que si existe confianza, cercanía afectiva y una comunicación asertiva, será más fácil abordar cualquier tema.

¿Qué decirle de su futuro laboral?

Aquí es importante, primero, que los padres hagan introspección y piensen si ellos mismos están conformes con su elección vocacional y su profesión actual.

De esta manera, podrán ser conscientes y no transmitir miedos o frustraciones propias, así como ser objetivos al hablar de un futuro laboral.

Es importante mencionarle que, si estudia una carrera que disfruta, dará un mejor esfuerzo y tendrá mayores logros profesionales.

¿Debo acompañar a mi hijo a conocer universidades?

Si su hijo está de acuerdo con que lo acompañe, es algo recomendable.

Usted puede  acompañarlo de manera respetuosa; al final de la visita, usted y su hijo pueden dialogar sobre su punto de vista acerca de la universidad.

 

¿Cómo apoyo a mi hijo si no se quedó en la universidad de su preferencia?

Suele tratarse de una decisión compleja y depende cada familia y del estado de ánimo de su hijo. Siempre, la mejor opción es apoyarlo, tratar de respetar y entender qué sentimiento pudo provocar el no ser aceptado en la universidad que quería y en familia platicar qué opciones tiene, para así llegar a algún acuerdo y tomar una decisión.

¿Qué pasa si mi hijo me dice que prefiere trabajar en lugar de estudiar una carrera?

No es conveniete forzar a los hijos a realizar acciones que vayan en contra de su voluntad, sobre todo si se trata de su futuro profesional. Se puede platicar con él y transmitirle la importancia a futuro de tener una carrera, esperando que él tome la mejor decisión.

No olvide los tres elementos clave en esta importante etapa de la vida de su hijo acompañamiento, respeto y afecto.

 

Para saber más:

Becas y cursos, Universidad Intercontinental. Disponible en https://www.uic.mx/intercambio-academico/becas-y-cursos/

Licenciaturas UIC, Universidad Intercontinental. Disponible en https://www.uic.mx/licenciaturas/

Bachillerato UIC, Universidad Intercontinental. Disponible en https://www.uic.mx/bachillerato/

No sé qué estudiar, ¿qué hago?, Universidad Intercontinental. Disponible en https://www.uic.mx/que-estudiar/

Vocación, la clave para tu desarrollo profesional, Universidad Intercontinental. Disponible en https://www.uic.mx/vocacion-desarrollo-profesional/

* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional