Inicio » Blog » Tadao Ando, arquitectura y espiritualidad
Comunidad UIC
Avatar

Escrito por: Arq. Merlina Domínguez Sandoval
Docente en la Licenciatura en Arquitectura
enero 9, 2020

La arquitectura es un ser.
Y es importante dónde va a vivir esa arquitectura.

Tadao Ando

 

Con esta reflexión de marcado carácter filosófico nos adentramos al universo de Tadao Ando (Osaka, 1941), uno de los arquitectos más sobresalientes en la actualidad y ganador del Premio Pritzker en 1995.

 

Ti arquitectoTadeoAndo 79 arquitectura

 

Sus edificios han dejado una huella indiscutible en la historia de la arquitectura contemporánea con obras que establecen un diálogo entre sus propias ideas y los requerimientos del entorno natural, las costumbres y los programas de necesidades de nuestras sociedades modernas.

 

Su divisa parece clara: la armonía entre naturaleza y la arquitectura es innegociable, una suerte de imperativo espiritual.

 

De manera general, la propuesta de Ando guarda una estrecha relación con la arquitectura tradicional, la cultura y la historia japonesas, de donde extrae la simplicidad y la pureza de lo nativo, de lo artesanal; al tiempo que dialoga críticamente con el canon arquitectónico del movimiento moderno de Corbusier, Lloyd Wright, van der Rohe o Kahn, horizonte ciertamente irrenunciable para seguir experimentando con los límites de la materialidad y espacialidad de la cartografía geométrica del futuro.

 

El estilo de Ando es, en otras palabras, una inflexión intercultural, donde se combina la geometría austera y las texturas materiales del funcionalismo europeo y norteamericano con los elementos arquitectónicos japoneses tradicionales, convirtiéndose en uno de las caras visibles del regionalismo crítico y la búsqueda de un equilibro dialogante entre las formas pasadas y presentes de nuestra cultura posmoderna.

 

A diferencia de la mayoría de los arquitectos de hoy en día, Ando no recibió una formación académica en una escuela de arquitectura. En lugar de ello, su aprendizaje fue autodidacta y provino de la lectura y de sus numerosos viajes formativos por Estados Unidos y Europa, así como de un minucioso estudio de la arquitectura tradicional japonesa, tanto en Kioto, como en Nara.

 

Sus viajes por dichos lugares lo llevaron a ver las obras de los grandes maestros, del mismo modo que el aprender a dibujar de manera autodidacta le permitió visibilizar las sensaciones que percibía en los espacios para convertirlas en diseños concretos y tangibles.

 

La ganancia personal de esta etapa formativa será crucial para su carrera: el concepto de arquitectura de Tadao Ando se forja por medio de los viajes que realiza a lo largo de las diferentes culturas y lenguajes arquitectónicos, analizando, desde su particular visión insular, la ineludible relación entre el hombre, la arquitectura y la naturaleza. En este sentido, la luz ha sido, sin duda, uno de los distintivos de su carrera.

 

T2 obra 117 arquitectura

 

Un aspecto decisivo que caracteriza la originalidad y consistencia de las propuestas más conocidas de Ando desde mediados de los ochenta es su dimensión espiritual; la insistencia en la incorporación de la naturaleza dentro de las construcciones para dejar fuera el caos y el desenfreno de las ciudades.

 

No es gratuita ni meramente retórica, sino que se arraiga a la firme convicción de que es posible crear espacios trascendentes de meditación, serenidad y espiritualidad en este ruidoso mundo.

 

La suya es, también, una especie fascinante de espiritualidad moderna que se expresa, no obstante, de manera arquitectónica. Sin embargo, la arquitectura no debe distraer al momento de la meditación, sino que debe contribuir y fomentar la introspección.

 

T3 espiritualidad 126 arquitectura

 

“La arquitectura sólo se considera completa con la intervención del ser humano que la experimenta”, resume Ando. Esta experiencia humana es el eje central de cada obra propuesta por este genial arquitecto japonés.

 

Se trata de una experiencia verdaderamente sensorial que ha sabido defender, desde la sencillez material de sus edificios y la liviandad de sus estructuras, la posibilidad de refectuar, en nuestro ruidoso, pero vacío mundo moderno, los sentidos placenteros de la calma y de la paz. Hay lugar para cierta espiritualidad.

 

Maestro indiscutible de la geometría más simple y pura, Ando ha sabido transmitir, con ayuda de su profundo conocimiento de la luz natural y el dominio de las texturas más desnudas del hormigón, la ejemplar sensibilidad de un artesano del siglo XXI.

 

Para saber más

Licenciatura en Arquitectura, Universidad Intercontinental. Disponible en  https://www.uic.mx/licenciaturas/division-ciencias-sociales/arquitectura/

Licenciatura en Diseño Gráfico, Universidad Intercontinental. Disponible en https://www.uic.mx/licenciaturas/division-ciencias-sociales/diseno-grafico/

Irma Lozada, “BIM, lo último en tecnología para la arquitectura”, Blog UIC. Disponible en https://www.uic.mx/bim-lo-ultimo-tecnologia-la-arquitectura/

Abril López, “Arquitectura con orientación social”, Blog UIC. Disponible en  https://www.uic.mx/arquitectura-orientacion-social/

Karemm Danel, “Cinco diseñadores gráficos que debes conocer”, Blog UIC. Disponible en  https://www.uic.mx/cinco-disenadores-graficos-que-debes-conocer/

* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional

¡Agenda tu cita!
X