angelica

Escrito por: Angélica Monroy

marzo 8, 2019

Organizado por diversas asociaciones como la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavin) y la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA),  y por parte de nuestra casa de estudios, la Licenciatura en Mercadotecnia perteneciente a  la División de Negocios, se llevó a cabo el jueves 7 de marzo del año en curso, en el Auditorio Fray Bartolomé de las Casas el conversatorio Sobre la publicidad entre dos generaciones, en el que participaron  Jean Domette  (autor del libro Mi pasión por la publicidad) y Camila Trombert (directora creativa general de Element), quienes presentaron un breve panorama de lo que ha sido la publicidad en México desde 1950 hasta la actualidad.

Para inaugurar el evento, estuvo presente el vicerrector, maestro Hugo Avendaño Contreras, quien se congratuló de que se efectúen este tipo de eventos en nuestra institución y exhortó al público asistente, en su mayoría estudiantes de la División de Negocios, a reflexionar qué es lo que los medios están comunicando y señaló que la publicidad orienta los valores de nuestro comportamiento, por lo que es importante que como personas estemos mejor informados para comprender que la publicidad tiene un sentido social y, dirigiéndose a ellos señaló: “Es un reto de creatividad para que ustedes para que ustedes puedan ser empresarios exitosos”.

Moderados por Jorge Goenaga, los expositores mencionaron que es más difícil vender un concepto que un producto y en que la publicidad “es una fuerza viviente que aporta mucho más beneficios” y que está “llena de responsabilidad y ética social”.

Asimismo, hablaron acerca de ser coherentes  y de no hablar de las vías de las que no se puede asumir alguna responsabilidad. “Donde hay sociedad, hay publicidad y participan muchas disciplina”, dijeron.

Finalmente, los ponentes coincidieron en que “La creatividad es el futuro de la publicidad”.

* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional