Artículo

Escrito por: Eva González Pérez
Editorial UIC
junio 13, 2018

En un escenario económico como el nuestro, perder el empleo puede convertirse en tragedia. Si esto llegara a sucederte, las primeras semanas —quizá meses— afectarán fuertemente tu ánimo, pues como toda pérdida trae consigo un duelo.  No podrás escapar de los momentos de negación, de rabia y de tristeza, antes de llegar a aceptar tu realidad. Una vez que llegues a esta última etapa, comprenderás que no es el fin del mundo, por negro que parezca el panorama.

Existen múltiples acciones que puedes emprender para enfrentar la situación. Entre las recomendadas por los diversos sitios digitales especializados, elegimos algunas que aquí te presentamos.

1. Tranquilízate

No hagas nada el primer día. El enojo puede llevarte a actuar sin pensar y las consecuencias complicarán más tu actual situación. Es mejor mostrarte con dignidad y agradecimiento.

Piensa qué te gustaría hacer. Sabemos que deseas trabajar, ¿pero en qué tipo de trabajo te sentirías feliz? Saberlo te ayudará a buscar de manera adecuada.

2. Prepárate

Pide cartas de recomendación. Solicítalas a tus jefes y compañeros del último trabajo lo antes posible. Seguramente accederán a dártelas debido a tu situación, y te serán de mucha utilidad al buscar un nuevo empleo.

Renueva tu curriculum. Dos cuartillas bastan para presentar lo necesario: datos personales, objetivos e historia laboral. Destaca tus habilidades y competencias. Cuida la calidad de tu fotografía, así como tu ortografía y redacción. Varía su formato: digital, impreso e infografía.

Mejora tu perfil de LinkedIn. Esta plataforma es excelente para la captación de talentos, así que elabora un perfil sobresaliente. Consulta más información sobre este punto aquí.

Elabora una declaración “Yo en 30 segundos”. Describe brevemente quién eres, cuáles son tus objetivos, un par de habilidades que te muestren como el indicado y tres rasgos de tu personalidad que te hagan destacar entre otros candidatos. Compártela con todas las personas que conozcas.

3. Actúa

Escribe a todos tus contactos. Algunos cálculos estiman que sólo 20 por ciento de los puestos de trabajo se hacen públicos; es decir, podrías conseguir un nuevo empleo si recurres a tus contactos personales para que te promuevan, o bien, te avisen cuando surja alguna vacante.

Asiste a reuniones de networking. La creación o ampliación de una red de relaciones profesionales puede ayudarte a obtener beneficios laborales. Identifica a las personas adecuadas para el tipo de trabajo que buscas, agrégalos a tus contactos y mantente al día en tu red.

Sal de casa. No esperes resolver tu situación laboral sentado frente a la computadora. Es bueno buscar sitios de posibles empleos, concertar citas y enviar correos, pero no destines todo el día a ello. Vístete formalmente y sal a visitar a tus contactos. Recuerda que tomar un café con amigos es otra forma de networking.

Considera la conveniencia de los trabajos de medio tiempo. Además de que implicaría una entrada económica inmediata, te dejaría tiempo para otra fuente de ingresos: clases, consultoría, presentaciones.

4. Ten buena actitud

No hables mal de tu antiguo empleo. Es una regla de oro que debes seguir si es que deseas encontrar un buen trabajo, porque nadie contrataría a una persona enojada y con resentimiento. Si en verdad pasaste por una mala experiencia, reformula tu opinión en términos positivos: “aprendí mucho” o “fue un gran reto” funcionan mejor que quejarte.

Mantén el buen humor. El enojo te impedirá ver las posibilidades positivas que se te presenten. Dedica un tiempo a lo que te gusta: sal a pasear con el perro, ve una película, toma un baño relajante. Te harán sentir mejor y te darán un mejor semblante para tus entrevistas.

Ejercítate. Sigue el consejo de los antiguos romanos: “Mente sana en cuerpo sano”. El ejercicio te ayudará considerablemente a mejorar tu ánimo y te aportará energía para la búsqueda de un nuevo empleo. Acompaña tu ejercicio con una comida saludable.

 

La red abunda en testimonios de personas para quienes la pérdida del empleo significó la ganancia de algo mejor: algunos hallaron una oferta laboral con mayor remuneración; otros estudiaron nuevas cosas para asegurar la obtención de un trabajo, mientras que otros descubrieron que podían generar ingresos dedicándose a lo que más les gustaba.

Para algunos, la pérdida del empleo representa una tragedia; para otros, la oportunidad de crecer. Depende de ti cómo tomarla.

 

Para saber más:

Manuel, “Las 10 cosas que debes saber si pierdes tu empleo”, MáximoPotencial, 22 de mayo de 2012. Disponible en https://maximopotencial.com/las-10-cosas-que-debes-hacer-si-pierdes-tu-empleo/

“Cómo afrontar la pérdida del trabajo”, Servicios de Autosuficiencia, 2018. Disponible en https://www.ldsjobs.org/ers/ct/articles/coping-with-job-loss?lang=spa

Claudya Martínez, “5 cosas que debes saber si pierdes el empleo”, Hispana global, 9 de marzo de 2015. Disponible en https://hispanaglobal.com/5-cosas-que-debes-hacer-si-pierdes-tu-trabajo/

Gunther Ketterer, “Perder el empleo. ¿Qué hacer después?”, Coyuntura, 14 de julio de 2011. Disponible en https://coyunturaeconomica.com/consejos-de-empleo/perder-empleo-que-hacer

Karemm Danel, “Amigos con beneficios: la red que te hará crecer profesionalmente”, 22 de noviembre de 2017. Disponible en http://www.uic.edu.mx/amigos-con-beneficios-la-relacion-que-te-hara-crecer-profesionalmente/

SinEmbargo, “Cascada de aumentos en pocos días de 2018 ya se tragó ‘el incremento’ al salario”, Vanguardia MX, 10 de enero de 2018. Disponible en https://www.vanguardia.com.mx/articulo/cascada-de-aumentos-en-pocos-dias-de-2018-ya-se-trago-el-incremento-al-salario

Servicios de autosuficiencia. Empleo. Educación. Autoempleo, “Enunciados ‘Yo en 30 segundos’”, 9 de enero de 2016. Disponible en https://www.ldsjobs.org/ers/ct/articles/me-in-30-seconds-statements?lang=spa

Servicios de autosuficiencia. Empleo. Educación. Autoempleo, “Cómo presentar sus aptitudes’”, 9 de enero de 2016. Disponible en https://www.ldsjobs.org/ers/ct/articles/power-statements?lang=spa