Comunidad UIC

Escrito por: Eva González Pérez
Editorial UIC
octubre 29, 2018

El consumo de drogas ha existido desde tiempos remotos. Eso refleja una necesidad de alterar la conciencia de quienes las consumen.

De entre las drogas, el cannabis ha cobrado auge en México. Las razones de su aumento son variadas, pero pueden citarse dos principales: su precio accesible y la idea de que es inocua.

Para conocer más sobre este particular, recurrimos a la doctora Daniela Flores Mosri, especialista en el tema. Ella es, además, coordinadora Regional de México, Centro y Sudamérica para la Sociedad Internacional de Neuropsicoanálisis (NPSA). Docente de la Universidad Intercontinental, la investigadora tiene una trayectoria larga y exitosa que la coloca ya como una referencia obligada.

¿Qué factores llevan al consumo de drogas?

En principio, la angustia de la propia vida. El simple hecho de saber que existe, incomoda al individuo, y a ello se suman las experiencias familiares y, luego, las sociales.

Hogares conflictivos, el desapego afectivo, una sociedad depresiva mueven al individuo a buscar algo que lo haga sentirse bien.

Las drogas modifican la sensación subjetiva y se parecen a algo que ya está dentro del organismo. Es decir, dentro de nosotros hay sustancias muy parecidas a las de las drogas. Cuando desde el exterior se lanzan grandes cantidades de éstas, se finca un refuerzo para buscarla nuevamente.

¿Cómo actúa la persona frente a esa angustia existencial?

Cuando existe un dolor psíquico muy elevado —el típico punto de inicio es la adolescencia—, se recurre a una sustancia artificial: una automedicación.

Frente a esta defensa, la angustia permite al consumidor un acuerdo consigo mismo para hacerse daño. No le causa problema tomar el primer cigarrillo. “Me estoy atacando, pero todo mundo lo hace, así que no hay problema”, piensa. Cree que no habrá consecuencias, pero las hay y deberán hacerse grandes esfuerzos para alcanzar la recuperación.

El problema es que es inconsciente. Se sabe que hay una sensación negativa, pero se desconoce de dónde proviene. Con esta complicada situación, la angustia se vuelve tan intensa y elevada que el paciente debe tomar otro tipo de remedio. En general, lo último que se hace es pedir ayuda profesional. Ante una ansiedad vaga —uno se siente mal, nervioso, angustiado, sin saber por qué—, se ignora cómo actuar.

¿Cómo actúa el cannabis en el consumidor?

Cuando uno fuma cannabis, toda la emoción queda alterada. El cannabis tiene dos derivados principales: el llamado THC y el cannabidiol. Uno calma y el otro excita; uno cura y el otro ataca. Por eso, es muy complicado usar la planta sin que haga daño.

No puede decirse que sólo es dañino, porque tiene propiedades ventajosas. Sin embargo, no se han podido separar estos efectos para determinar si los fármacos a base de cannabis serán eficientes.

¿Cuáles son las consecuencias del consumo frecuente de esta droga?

Los efectos a largo plazo por el consumo de esta sustancia en dosis media son una disminución en la concentración, la atención, los sentimientos, las emociones y la memoria de trabajo. Al no poder tener procesos de pensamiento eficientes, el aprendizaje baja. Además, afecta el cálculo matemático, por lo que los consumidores no pueden hacer con agilidad operaciones matemáticas muy simples. También se afecta la memoria.

¿Qué sucede con la psique del consumidor de cannabis?

En el nivel psiquiátrico, empieza a haber depresión clínica y pueden presentarse episodios psicóticos con características paranoides. Y, lo más importante, la defensa ante el alto dolor psíquico de contenido casi desconocido para el consumidor.

¿Quiénes están más expuestos al peligro de la droga?

Los adolescentes son los más vulnerables para iniciarse en el consumo de sustancias. Por lo regular, comienzan con alcohol, nicotina y cannabis. Las contradicciones y confusiones afectivas graves son casi imperceptibles para el paciente, porque al final del día, los padres están presentes. Pero en ocasiones no logran hacerlo con eficiencia, lo que provoca la desintegración familiar.

¿Cómo resumiría el fenómeno del consumo del cannabis?

La idea de que la droga es accesible, barata, recreativa e inocua es lo que más confunde y suscita dilemas en el ámbito legal. Hay que subrayar que todo usuario de psicotóxicos —dependiente o no, abusador o no— tiene un dolor psíquico significativo.

El recurso a la marihuana obedece a dos motivos:

  1. una defensa artificial por agotamiento psíquico y
  2. dependencias psíquicas, neurobiológicas que afectan al conjunto de los caracteres psíquicos del individuo.

Ante estos dos elementos, el individuo busca efectos para sentirse mejor. Lamentablemente, no siempre se logra.

*Extracto de la ponencia “Psicopatología en la sociedad contemporánea y la vulnerabilidad ante el consumo de cannabis”, de Daniela Flores Mosri, pronunciada en Foro Marihuana, usos y legalidad en la sociedad actual, organizado por la Universidad Intercontinental en enero de 2016. Disponible en https://youtu.be/7Xjb4vEJ7X0

 

Para saber más

Licenciatura en Psicología, Universidad Intercontinental. Disponible en https://www.uic.mx/licenciaturas/division-de-la-salud/psicologia/

Maestría en Psicoterapia Psicoanalítica, Universidad Intercontinental. Disponible en https://www.uic.mx/posgrados/salud-calidad-vida/maestria-en-psicoterapia-psicoanalitica/

Doctorado en Psicoanálisis, Universidad Intercontinental. Disponible en https://www.uic.mx/posgrados/salud-calidad-vida/doctorado-en-psicoanalisis/

Daniela Flores Mosri, “El porqué del consumo de drogas”, Universidad Intercontinental. Disponible en https://www.uic.mx/47069-2/

Jesús Ayaquica Martínez, “El cerebro más famoso de la historia”, Universidad Intercontinental. Disponible en https://www.uic.mx/cerebro-mas-famoso-neurociencias-y-personalidad/

* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional