Comunidad UIC
Autor UIC

Escrito por: Mtro. José Manuel Márquez Corona
Docente de la Licenciatura en Arquitectura
mayo 20, 2019

Aunque no podemos adivinar el tiempo que será, sí que tenemos, al menos, el derecho de imaginar el que queremos que sea. En 1948 y en 1976, las Naciones Unidas proclamaron extensas listas de derechos humanos; pero la inmensa mayoría de la humanidad no tiene más que el derecho de ver, oír y callar. ¿Qué tal si empezamos a ejercer el jamás proclamado derecho de soñar? ¿Qué tal si deliramos, por un ratito? Vamos a clavar los ojos más allá de la infamia, para adivinar otro mundo posible…

                                                                       Eduardo Galeano

 

En la actualidad, los individuos sólo saben vivir en relación con el espacio que les rodea, debido a que éste se hace presente siempre a través de la retina, lleno de color gracias la irrupción de los objetos y la luz en el área circundante.

Al vidente le costará comprender —si no es de forma intelectual— que el espacio es algo incorpóreo; falto de sustancia; intangible, aunque verdadero. En cambio, el ciego poseerá́ un mayor alcance, perceptibilidad y, en definitiva, entendimiento de la cuarta dimensión: el tiempo.

En este sentido, se supone que la computadora transforma la información digital aplicando reglas lógicas de procesamiento y que dicha información tiene cierta referencia o intención en cuanto a un aspecto o entidad externa a sí misma, sea del mundo físico o digital.

De igual manera, dentro del paradigma del cognitivismo simbólico, se supone que el cerebro aplica reglas lógicas de procesamiento a los pensamientos o ideas y que estos tienen cierta referencia o intención en cuanto a objetos o aspectos del “mundo exterior” o de la propia mente.

Pero ¿por qué tendría que ser la inteligencia artificial importante en la arquitectura? Al tiempo que se establecían los principios de la inteligencia artificial, el matemático Martin Gardner ya advertía que las maquinas lógicas no tenían que ser el casi perverso entretenimiento de un exclusivo puñado de ingenieros.

El pensamiento aplicado al objeto arquitectónico, en esta época, considera no sólo su forma o aspecto final, tampoco se detiene en temas de producción, sino que incluye, o debe incluir, el sentido de interacción con el usuario y con otros objetos.

Desde la pintura y la fotografía, hasta el cine y los videojuegos, ha sido a través de imágenes que compartimos nuestra percepción de los espacios alternos. Sólo era cuestión de tiempo para que apareciera un medio de expresión que generara imágenes a partir de la interacción con el espectador: la realidad aumentada.

Por muy primitivos o sofisticados que estimemos sus mecanismos, hoy reconocemos en esta tecnología el medio que, además de la pintura, fotografía o cine, genera imágenes.

Es emocionante saber que existan proyectos de arquitectura virtual que buscan la inmersión del usuario mediante estímulos más allá de lo visual, que quieren hacer sentir y experimentar la experiencia del recorrido arquitectónico.

Pero no olvidemos que sin la disposición del usuario de recrear un espacio, siempre habrá́ un hueco imposible de llenar con información digital.

Este tipo de dispositivos ejemplifican con transparencia que, recordando las palabras de Alan Turing, la computación no sólo tiene aplicaciones intangibles, técnicas o de ocio matemático.

La realidad aumentada deberá convertirse en una plataforma para la expresión estética y arquitectónica para después contener todas las formas del arte sin excepción alguna, incluso las menos obvias, como el teatro y la escultura, y hacernos interactuar con ellas de maneras  originalmente impensables.

Estamos frente a nuevos desafíos que deben encararse, porque de ello depende el avance en la percepción de un mundo nuevo por descubrir.

 

Para saber más

Licenciatura en Arquitectura, Universidad Intercontinental. Disponible en  https://www.uic.mx/licenciaturas/division-ciencias-sociales/arquitectura/

Tipogafilia. Disponible en https://tipografilia.com/

Diseño gráfico: comunicación entre seres, Universidad Intercontinental. Disponible en  https://www.uic.mx/diseno-grafico-comunicacion-entre-seres/

Estudiantes de la UIC pasan a la final en Intercambio de Escuelas de Arquitectura, Universidad Intercontinental. Disponible en https://centrourbano.com/2018/03/14/estudiantes-la-uic-pasan-la-final-intercambio-escuelas-arquitectura/

* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional