Academia

Escrito por: Víctor Manuel Martínez Beltrán
Docente de asignatura y coordinador de talleres de diseño gráfico
octubre 4, 2018

En nuestras dos entregas anteriores, hicimos un recorrido general en la historia que precede al diseño gráfico. Desde los treinta hasta tiempos más recientes, hallamos diferentes productos resultado de la comunicación gráfica.

Vimos sus formas embrionarias en Egipto, pasamos por los tipos móviles de la imprenta y llegamos a la imagen comercial.

Referimos también la producción gráfica, cuyo auge la llevó a convertirse en una carrera de alta demanda.

Con esta tercera y última entrega, abordamos la situación actual del diseño gráfico.

Percepción sobre el diseño gráfico

Menos tradicional que la medicina, el derecho y la arquitectura, el diseño gráfico suele considerarse como hijo de la arquitectura.

Su juventud (apenas cumplirá sus primeros 50 años) le ha escatimado el reconocimiento social.

Sus profesionales son vistos como individuos que consumen “ciertas sustancias” para generar ideas y llegar a resultados gráficos sorprendentes.

Suele apartarse a los diseñadores de otras profesiones serias y fácilmente entendibles; como la medicina, donde el médico cura, la arquitectura, donde el arquitecto construye casas, o el derecho, cuyos abogados sacan gente de la cárcel.

Tareas del diseño gráfico

Contrario a ciertas creencias, el diseño gráfico exige a sus profesionales más de lo que a simple vista se ve.

  • Por ejemplo, investigar al cliente y las competencias directas o indirectas del producto o servicio.
  • También, la categoría o categorías del producto de diseño: carteles, libros, páginas web, entre otros, y la percepción del usuario.
  • Además, elaborar propuestas creativas e innovadoras que puedan ser reproducidas tomando en cuenta medios de producción, costos e impacto ecológico.

Los rubros anteriores prueban que la labor del diseñador es más que hacer dibujitos o dibujar bonito.

Naturaleza del diseño gráfico

Para Gerardo Kloss, el diseño gráfico pertenece al campo de lo indeterminado. En cambio, Richard Buchanan lo llama campo de los wicked problems.

Si lo graficáramos con un diagrama de Venn, tendríamos tres círculos sobrepuestos: arte, ciencia y técnica. En la intersección de ellos, se encuentra el diseño gráfico.

Porque el diseño gráfico tiene un poco de cada una de estas áreas.

Del arte: dibujo, técnicas de representación, ilustración… De la ciencia: método científico, análisis de audiencias… De la técnica: medios de reproducción, dibujo vectorial, retoque digital, formación editorial, preprensa…

También retoma teorías del signo (semiótica), de construcción de discursos (retórica), de color, psicología, sociología y percepción, entre otras.

Debilidades del diseño gráfico

En sí mismo, el diseño gráfico no tiene debilidades. Más bien, su entorno lo ha revestido de una imagen no muy atractiva. Veamos algunos puntos del porqué de esta afirmación:

  • Sobreabundancia de estudiantes: más de 30 mil en todo el país.
  • Ausencia de perfil: los exámenes de admisión suelen ser generales y no específicos; todo mundo puede entrar a estudiar la carrera.
  • Generaciones de aspirantes con falta de vocación, que buscan lo inmediato con poco o nulo esfuerzo.
  • Perfiles de ingreso que revelan mala preparación y deficientes competencias de lectoescritura y de aritmética y matemáticas.
  • Desconocimiento sobre lo que hace un diseñador gráfico.
  • Tecnología sumamente cambiante.
  • Bajos salarios: en promedio, 7 mil pesos (2.6 minisalarios actuales), cuando la renta de un departamento pequeño ronda los 6 mil pesos.
  • Un gremio complicado: envidias, compadrazgos y el síndrome del cangrejo ponen a la profesión de espaldas contra el piso.

Sin embargo, más vivo que nunca

Por otro lado, el diseño gráfico —que “está muerto”— pertenece a la llamada economía naranja o economía creativa: genera tres por ciento del Producto Interno Bruto.

Si el porcentaje anterior no es suficiente, basta visitar cualquier supermercado: se encontrará toda clase de productos con empaques o etiquetas hechas por un diseñador gráfico.

Todavía más: la calle abunda en señales urbanas o rótulos de comercios que también fueron hechos por diseñadores gráficos.

Sigue la lista: numerosas publicaciones —libros y revistas—inundan diariamente puestos de periódicos o locales cerrados.

Por último: los gráficos desplegados en internet o los íconos en nuestros dispositivos móviles fueron hechos, también, por diseñadores.

Pertinencia actual del diseño gráfico

Además de los puntos negativos en torno del diseño gráfico, por otra parte se hallan posibles áreas de desarrollo. Éstas son sólo algunas de ellas:

  • Vías y caminos que carecen de señalización.
  • Pequeñas, medianas y microempresas que requieren identidad gráfica.
  • Emprendedores con buenos modelos de negocio, pero sin diseño que los identifique.
  • Organizaciones no gubernamentales de variada índole que podrían generar recursos a partir de la comunicación gráfica.

Conclusión

Como hemos visto, de manera contraria a lo que se piensa, el diseño gráfico no está muerto. Hoy, más vivo que nunca, tiene un papel relevante y necesario en nuestra sociedad.

Sin duda, las sombras que a veces lo cubren son reales y no pueden ignorarse. No vamos a tapar el sol con un dedo y afirmar que todo está bien. Al contrario; ésta es la oportunidad para que nuestra profesión reclame el lugar que le pertenece. Quienes —como yo— aman el diseño gráfico, lo quieren ver brillar.

Para saber más

Licenciatura en Diseño Gráfico, Universidad Intercontinental. Disponible en http://www.uic.mx/licenciaturas/division-ciencias-sociales/diseno-grafico/

Especialidad de Publicidad en Medios Interactivos, Universidad Intercontinental. Disponible en http://www.uic.mx/posgrados/posgrados-uic-en-arte-comunicacion-y-tecnologia-en-contexto/especialidad-publicidad-medios-interactivos/

Angélica Monroy, Arquitectura, Comunicación, Diseño Gráfico y Filosofía entre las mejores licenciaturas en México, Universidad Intercontinental. Disponible en http://www.uic.mx/noticias/arquitectura-comunicacion-diseno-grafico-filosofia-las-mejores-licenciaturas-mexico/

* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional