Academia
Autor UIC

Escrito por: Sonia Georgette Alfaro Victoria
Docente de la Licenciatura en Traducción
octubre 14, 2019

La autopublicación se está convirtiendo, cada día más, en una forma aceptable, para los escritores, de compartir su trabajo con lectores, sin tener que pasar por procesos largos y tediosos. Hasta hace poco, la autopublicación era considerada la última opción para escritores rechazados por las editoriales. Rechazo que, incluso, llevó a la autora de Harry Potter a considerar si sus libros algún día serían leídos: diez editoriales rechazaron la primera novela de esta saga. El resto es historia.

La plataforma Amazon

Las editoriales no han entrado de totalmente de lleno en el mundo digital. Esto ha dejado espacio para la autopublicación en plataformas como Amazon,  una de las favoritas para publicar en este modelo. El formato electrónico permite editar y distribuir libros con bastante facilidad. Proporciona plantillas para editar y maquetar el libro, tarea que corre a cargo del autor.

La información y todas las herramientas están en inglés. Para poder publicar, es necesario registrarse y subir el texto en PDF o Word. El sistema recoloca las páginas y comprueba que todo esté bien maquetado, sin páginas en blanco entremedias. Así de sencillo. Sin embargo, los libros no pasan por un editor ni reciben ningún tipo de marketing para su promoción. Dos elementos esenciales para cualquier libro.

La política de Amazon prescribe que, si un libro se sube a su tienda por un precio superior a 3 dólares al autor le corresponde 70% de cada unidad vendida; mientras que si cuesta menos de 3 dólares, se lleva 35% de la venta.

En México, es diferente. La compañía ofrece 70%, independientemente del precio del libro, a cambio de derechos de exclusividad. Si un usuario de fuera de Estados Unidos compra un ejemplar en Amazon.com, el porcentaje para el autor siempre será de 35%.

Utilidad de hacer un libro en clase

A su vez, Amazon ofrece la posibilidad de vender ejemplares en formato físico. Normalmente en cualquier editorial dedicada a la autopublicación libro, se tienen que hacer pedidos mínimos, de 100 o 200 libros. En cambio, en la tienda de Amazon se ofrece el libro en papel y, cuando alguien lo compra, se imprime un ejemplar y se envía.

Por estas razones considero que llevar a practica en el salón de clases un proyecto de publicación conlleva ciertas ventajas: se motiva al alumno y aprende sobre procesos editoriales y de investigación. Al final del semestre tendrá un libro en formato físico o electrónico en sus manos.

Que el alumno vea su esfuerzo recompensado de esta forma tendrá muchos beneficios. Como proyecto semestral de mi grupo de Inglés para Traductores, los estudiantes tendrán que publicar un libro bilingüe sobre leyendas de Hidalgo: desde hacer estudios etnográficos y muestras de campo en la región escogida, la escritura y la traducción de sus textos, hasta el marketing y la promoción del libro.

Al final los alumnos comprarán su propio libro en Amazon para repartirlo en librerías independientes. Espero que el próximo semestre pueda traer más noticias sobre este proyecto y poder compartirles una reseña del nuevo libro publicado por los alumnos de la carrera de traducción.

Para saber más

Universidad Intercontinental, Licenciatura en Traducción, Localización e Interpretación.

Universidad Intercontinental, Licenciatura en Comunicación Digital.

Universidad Intercontinental, Maestría en Filosofía y Crítica de Cultura.

* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional